Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acebes mete la política en el juicio de Bankia: dice ser víctima de una querella falsa de UPyD

El exministro del PP asegura que jamás le informaron de irregularidades y carga contra el socio auditor de Deloitte: "Le pagamos una cantidad millonaria para que si encontraba problemas nos lo dijera"

Captura de televisión de la Audiencia Nacional, del exministro del Interior, Ángel Acebes

El exministro del Interior con el Partido Popular Ángel Acebes ha introducido hoy supuestas motivaciones políticas en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. El que fuera consejero independiente de BFA-Bankia ha asegurado durante su interrogatorio que lleva seis años siendo víctima de una querella que le puso UPyD basada en "falsedades". Seis años, ha añadido, que le han provocado perjuicios "profesionales, personales y morales". Entre ellos, la salida del consejo de Administración de Iberdrola, donde lleva desde 2012 y en el que la compañía anunció hace unos días que no va a repetir.

Acebes ha arremetido contra Andrés Herzog, que representa en el juicio a la acusación popular ejercida por la Confederación Sindical de Crédito (CIC) y que en representación del partido UPyD presentó la querella que acusa a Rodrigo Rato y a los otros 33 encausados de varios delitos. Se ha referido a él como "ese señor, que era político", y le ha acusado de falsear documentos para incluirle a él entre los imputados y sacar de esa lista a Virgilio Zapatero, exvicepresidente de Caja Madrid y ministro con Felipe González. "Yo sí sé por qué estoy aquí sentado", ha dicho, en referencia a la declaración de otros exconsejeros que dijeron desconocerlo. "He tenido que dejar un consejo de administración hace un mes", dijo en referencia a Iberdrola.

Acebes ha contestado a las preguntas de su abogado durante el juicio por la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 que se celebra desde noviembre en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid). El expolítico ha defendido que la auditora, Deloitte, nunca alertó de ningún problema o preocupación. "Deloitte nunca nos dijo nada, si hubiese hecho alguna advertencia en la que dijera que la compañía no era viable, ¿alguien puede pensar que yo iba a correr el riesgo? Si a mí, mínimamente me hubiesen dicho que había un problema, paro todo en seco y se formulan (las cuentas) como Dios manda", ha asegurado el que también fuera presidente del comité de auditoría de BFA.

Acebes es una de las 34 personas acusadas de falsedad contable y estafa a los inversores por parte de las acusaciones particulares y populares. La Fiscalía solo ha dirigido su acusación contra cuatro exdirectivos de la entidad: el expresidente Rodrigo Rato, el exvicepresidente José Luis Olivas, el ex consejero delegado Francisco Verdú y el exconsejero José Manuel Fernández Norniella. Acebes ha subrayado durante el interrogatorio que cuando él llego a BFA Bankia ya había salido a Bolsa y que se fue de la entidad en abril de 2012 -tras fichar por Iberdrola- antes de que la entidad presentara las cuentas sin el informe de auditoría y mucho antes del rescate.

Acebes ha arremetido contra Francisco Celma, socio de Deloitte y auditor tanto de Bankia como de su matriz BFA, que durante la instrucción declaró que advirtió al comité de auditoría de que existían dudas razonables sobre la viabilidad de la entidad. El exministro no solo lo ha negado, también ha insistido en que se le pagaba, y mucho, para avisarles. "Si usted encuentra una irregularidad, una preocupación, un problema, le pago para que usted se dirija a mí", ha dicho. "Pagamos una cantidad millonaria para que si este señor encuentra un problema nos lo comunique. Si él sabía que iba a poner salvedades, lo mínimo era que nos lo hubiera dicho. Y no lo hizo jamás", ha subrayado.

Sobre las cuentas de 2011, que fueron presentadas ante el Banco de España sin auditoría, no existía "el más mínimo indicio de preocupación", ha afirmado Acebes. El abogado del exministro ha pedido que se mostrara en pantalla la presentación que Deloitte hizo a la comisión de auditoría que él presidía: "Pueden revisar el documento de arriba a abajo, ni siquiera lo insinúa, no hay ni el más mínimo indicio", ha insistido. "¿Sabiendo que me iba a los pocos días, que ya no iba a cobrar como consejero de BFA, cómo iba a poner en riesgo mi futuro personal y profesional?", ha añadido Acebes.

Tras el exministro han declarado este lunes otros consejeros de BFA. El primero ha sido Agustín González, que fue presidente de Caja Ávila y que, en un interrogatorio muy corto, ha asegurado que suscribe todo lo dicho previamente por Acebes. La presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha decidido que declararan antes los encausados que están en prisión. Por eso a González le ha seguido Francisco Baquero, condenado a tres años y dos meses de cárcel por las tarjetas black de Caja Madrid.

Posteriormente han declarado Jorge Gómez Moreno, también consejero de BFA (en representación de CC OO); Estanislao Rodríguez Ponga, exsecretario de Estado de Hacienda y antiguo vicepresidente de Caja Madrid y que cumple condena de cárcel por las tarjetas black, y Juan Manuel Suárez del Toro, expresidente de la Caja Insular de Canarias. Todos ellos se han acogido a su derecho a contestar únicamente a sus abogados y han negado haber tenido constancia de cualquier irregularidad o problema con las cuentas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >