Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consejeros de BFA-Bankia aseguran que nadie puso en cuestión las cuentas de la entidad

El exdirectivo Olivas declara en el juicio que el visto bueno de la autoridad bancaria europea dio "confianza" a la cúpula de Bankia para salir a Bolsa

El expresidente de Bankia José Luis Olivas (i), a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares el pasado lunes.
El expresidente de Bankia José Luis Olivas (i), a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares el pasado lunes. EFE

La última sesión de la semana del juicio de Bankia ha visto desfilar este miércoles por el banquillo de la Audiencia Nacional al que fuera vicepresidente de la entidad, José Luis Olivas, y a cinco exconsejeros de la matriz, BFA.Bankia, miembros a su vez del comité de auditoría. Estos cinco han respondido a preguntas de sus abogados y todos han coincidido al asegurar que nadie les advirtió de que había algún problema con las cuentas del año 2011

Estas cuentas se aprobaron sin el informe de auditoría porque el auditor estaba analizando algunos datos que le faltaban, han relatado los cinco exconsejeros (Mercedes Rojo, Remigio Pellicer, Pedro Bedia y José Rafael García-Fuster). En ningún caso el auditor, Deloitte, les comunicó que pensara incluir salvedades o que existiera algún problema con las cuentas, han coincidido todos. Los exconsejeros no han respondido ni a la Fiscalía Anticorrupción ni al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que no les acusan; tampoco a las acusaciones populares y particulares, que piden penas de hasta 12 años de cárcel por estafa a inversores y falsedad contable.

BFA-Bankia envió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) las cuentas anuales correspondientes al año 2011 sin el correspondiente informe de auditoría. En su declaración al inicio del juicio, Rodrigo Rato aseguró que tanto el consejo de administración de Bankia como el de BFA estaban convencidos de que la auditora no iba a hacer ningún comentario negativo sobre las cuentas, pero admitió conocer la inquietud del socio auditor, Francisco Celma, también encausado, por la valoración de las acciones de Bankia en el balance de BFA.

Los cinco exconsejeros de BFA han relatado este miércoles que en la comisión de auditoría previa a la formulación de las cuentas por parte del consejo de administración el auditor de Deloitte Francisco Celma les aseguró que el informe de auditoría no estaba terminado debido a que estaba pendiente de una información que tenía que analizar con la dirección del banco, por lo que una vez recibida y analizada emitiría dicho informe. Así lo han asegurado tanto Mercedes Rojo como Remigio Pellicer. "Teníamos la sensación de que todo se había hecho bien", ha señalado por su parte Pedro Bedia.

Los encausados han añadido que el presidente del comité de auditoría, Ángel Acebes, les dio la misma información sobre la auditoría en el consejo de administración del 28 de marzo de 2012. A preguntas de su abogado, García-Fuster ha asegurado también que no tenía ningún conocimiento de un informe de PwC que valoró en 11.500 millones las provisiones que Bankia tenía que dotar contra reservas. Este informe contravenía el plan de integración de las cajas realizado por AFI y Deloitte. "Nunca he tenido conocimiento de ese informe hasta que he llegado a esta sala", ha subrayado.

Informe positivo de la EBA

El exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, que declaraba por tercer día consecutivo, ha asegurado que el informe positivo de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) sobre la salida a Bolsa de Bankia dio "mucha confianza" a los directivos. Olivas ha respondido este miércoles a las preguntas de su abogado y ha subrayado que ese informe les acabó de convencer de que estaban haciendo lo correcto. 

"Probablemente si no hubiera sido tan positivo incluso nos hubiéramos podido haber planteado si mantener o no la salida a Bolsa. Pero un informe de la EBA te dice que has aprobado los test de estrés y que hay garantías suficientes, e incluso matiza que si las provisiones genéricas que teníamos las entidades españolas computaran como recursos propios, entonces todavía saldría mejor la fotografía de Bankia", ha destacado Olivas, informa Europa Press.

Olivas también aseguró que invirtió 150.000 euros de su patrimonio en acciones de Bankia y que pidió a su familia que invirtiera en la salida a Bolsa porque estaba convencido de la viabilidad y de la rentabilidad de la inversión. 

El juicio se retoma el próximo lunes 4 de marzo con el interrogatorio de Ángel Acebes, responsable de los comités de auditoría de Bankia y BFA y ministro de Administraciones Públicas, Justicia e Interior durante dos legislaturas del Gobierno de José María Aznar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >