Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Norniella, exconsejero de Bankia, asegura que el Banco de España controló la salida a Bolsa

El juicio se retoma con el interrogatorio de los tres administradores a los que, junto con Rodrigo Rato, acusa la Fiscalía

El exconsejero de Bankia, José Manuel Fernández Norniella (i), a la llegada al juicio por la salida a Bolsa de Bankia.
El exconsejero de Bankia, José Manuel Fernández Norniella (i), a la llegada al juicio por la salida a Bolsa de Bankia. EFE

Los 11 inspectores que el Banco de España tenía en Bankia han salido a relucir de nuevo durante el jucio por la salida a Bolsa de la entidad. El exconsejero de Bankia y exsecretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella ha asegurado, como en su momento hizo Rodrigo Rato, que fue el regulador el que decidió y pilotó el proceso de integración de las siete cajas que dieron origen a Bankia. Ha añadido que la presencia de los 11 inspectores en la sede era para él una "garantía", una "seguridad" de que todo se estaba haciendo correctamente.

Este lunes se ha reanudado en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares el juicio por la salida a bolsa de Bankia en julio de 2011 con el interrogatorio de Fernández Norniella, expresidente de las Cámaras de Comercio y una de las personas más próximas a Rodrigo Rato en aquella época. Pese a que estaba previsto que la fiscal Carmen Launa se incorporara de nuevo al juicio tras su baja por enfermedad, finalmente, la ha sustituido el fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, que conoce el caso porque llevó la instrucción.

Fernández Norniella, para quien la Fiscalía pide tres años de cárcel por estafa a inversores, ha asegurado que el Banco de España fue el "inductor" del proceso de integración de las cajas. El consejero formaba parte del selecto grupo de administradores que dirigían la entidad junto con Rodrigo Rato. De hecho, él mismo se definió como "el más fiel escudero de Rato".  "Creo que el Banco de España fue el inductor del proceso y, a partir de ahí, la comunicación fue con los presidentes de las cajas. Yo como consejero no tuve ningún contacto con ninguna institución", ha asegurado. Las acusaciones particulares y populares piden para él 12 años de cárcel por falsedad contable.

Norniella ha insistido en que, como consejero, la información que le llegaba era "superficial" y que desconocía la "estructura de alto nivel", pero que de acuerdo con sus conocimientos, la integración se hizo según lo que marcaba no solo el Banco de España, sino también el FROB y el Ministerio de Economía, sobre el que ha insistido en varias ocasiones.  "El Banco de España, que yo sepa, nunca hizo una manifestación en sentido contrario. Nunca dijo: ustedes están haciendo algo mal", ha asegurado.

Buena parte del interrogatorio de Luzón se ha centrado en el informe de PwC que valoró en 11.500 millones las provisiones que la nueva entidad debía dotar contra reservas. Luzón, como hizo Launa con Rato, preguntó a Norniella por qué el consejo decidió no hacer caso a ese cálculo. El consejero ha respondido en la línea en que lo hizo Rodrigo Rato, asegurando que había más cálculos, como el del plan de integración, realizado por AFI y Deloitte.

Luzón ha llevado a Norniella a una contradicción: primero le ha sacado que el informe de PwC se encargó "para estar seguros" y después Norniella ha confirmado que el consejo no le hizo caso. Según el fiscal, el informe de PwC estaba "más actualizado, era más exhaustivo y más cercano en el tiempo" que el plan de integración de AFI y Deloitte. "¿Por qué no le hacen caso? Dice que les da tranquilidad pero no le hacen caso", ha insistido Luzón. Y ha continuado: "Si hubiesen reconocido los ajustes del informe de PwC, ¿el SIP [sistema institucional de protección, también llamado fusión fría] habría sido viable?". A lo que Norniella ha respondido echando balones fuera: "Hubiese sido un serio problema para el Banco de España, su inspección, el FROB, Europa, el Ministerio de Economía...".

Bankia, formada por la integración de Caja Madrid, la valenciana Bancaja y otras cinco cajas de ahorros, cayó un año después de su salida a Bolsa en julio de 2011 y acabó necesitando un rescate de 22.424 millones de dinero público. La Fiscalía cree que sus administradores procedieron "a sabiendas de que los inversores estaban recibiendo una información incompleta e inveraz" que "ocultaba la situación crítica" del banco. Tanto Rato como Norniella, los únicos que han declarado hasta ahora, han tratado de quitarse la responsabilidad y cargársela al Banco de España, al FROB, a la CNMV y al Ministerio de Economía porque aseguran que todo se hizo con su conocimiento.

"No pintaba nada"

El exconsejero de Bankia ha repetido en varias ocasiones que su posición era "de trinchera" y que todas las decisiones relacionadas con el proceso de integración estaban a "un nivel muy superior" al que él se movía porque él trabajaba en aspectos "de funcionamiento y de logística". Según su propia expresión, "no pintaba nada" en las cuentas ni en la elaboración del folleto con información para los inversores de la salida a Bolsa. Durante las preguntas sobre el folleto ha asegurado: "Me siento humanamente incapaz de entrar en las profundidades que usted me pregunta".

Luzón ha preguntado por ese folleto, en concreto, por qué no se incluyeron en él los cálculos de PwC, ese informe "mejor" que se encargó pero no se utilizó: ¿Por qué no lo mencionaron? ¿No les pareció oportuno?".  El exconsejero ha respondido así: "Yo no redacté el folleto". Y ha añadido que la entidad contrató "a los mejores" expertos para elaborarlo y que fue evaluado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y reputados fiscalistas y auditores.

En uno de los momentos de fricción con el fiscal, Norniella se ha quejado de que le estuviera haciendo responsable de los contenidos del folleto usando "un plural mayestático". Luzón le ha cortado: "Sí, era usted administrador".

Luzón también preguntó por el precio al que salió la acción de Bankia: 3,75 euros. La entidad había fijado anteriormente una horquilla entre los 4,4 y los 5 euros por acción, pero finalmente salió con un gran descuento. Aquí Norniella aseguró no saber casi nada. Ante la pregunta de quiénes adoptaron fijar ese precio, comunicarlo a la CNMV y luego llevarlo al consejo, respondió: "No le puedo decir". "¿Se plantearon otras alternativas a ese descuento? ¿Hubo debate?", fueron las siguientes preguntas de Luzón. "Que yo recuerde no". Entonces el exconsejero hizo alusión a su edad (73 años): "Fue hace siete años y siete años para una persona de mi edad son muchos".

El juicio continúa el martes con el interrogatorio de Norniella, en jornada de mañana y tarde pese a que Luzón ha solicitado a la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, que no se prolongara tantas horas. El fiscal ha dicho estar "cansado" después de tantas horas "asumiendo el peso del juicio". Tras Norniella, será el turno de los otros dos —además de Rodrigo Rato— acusados por la Fiscalía: el ex consejero delegado de Bankia Francisco Verdú y el exconsejero y expresidente de Bancaja José Luis Olivas. El Ministerio Público pide para los cuatro penas de entre dos años y siete meses hasta cinco años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >