Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol culmina el proceso para producir combustibles menos contaminantes en Perú

El Rey, el presidente peruano y Brufau inauguran las unidades de reducción de azufre la refinería La Pampilla

El rey Felipe VI junto con el presidente de Perú, Martín Vizcarra, y el presidente de Repsol, Antonio Brufau.
El rey Felipe VI junto con el presidente de Perú, Martín Vizcarra, y el presidente de Repsol, Antonio Brufau. EFE

El Rey, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, y el de Repsol, Antonio Brufau, han inaugurado este miércoles las nuevas unidades de producción de gasolinas de bajo azufre en la refinería La Pampilla. Esta operación, que culmina el proceso inversor de Repsol en esta refinería situada en el distrito de Ventanilla, en la provincia peruana de El Callao, permite producir gasolinas y diésel con un bajo contenido de azufre (menos de 50 partes por millón, según la compañía). Este cambio en la producción, que se inició en el diésel en 2016, surge del compromiso asumido por las refinerías con el Gobierno peruano mantener la calidad de aire.

Felipe VI ha sido recibido por Brufau y en el centro de formación de la refinería ha saludado al presidente Vizcarra, al ministro peruano de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y a los directivos de la compañía en el país andino. Tras una presentación sobre la implantación de Repsol en Perú, han realizado un recorrido por las instalaciones y al finalizar, después de una breve intervención de Brufau, han descubierto una placa. El presidente de Repsol ha destacado  los compromisos de la compañía con la calidad, el medio ambiente y con Perú.

Repsol ha invertido alrededor de 660 millones de euros en la construcción de estas unidades que permitirán que los nuevos combustibles líquidos, “además de reducir las emisiones de dióxido de azufre significativamente”, mejoran la calidad en su composición “con valoradas prestaciones de acuerdo a las especificaciones técnicas de los vehículos modernos, que buscan mayor eficiencia y están provistos de sistemas de control de emisiones gaseosas”, explica la información suministrada por la compañía.

La empresa ha destacado que en la construcción de estas unidades ha aplicado “los más altos estándares en seguridad y gestión ambiental, valores fundamentales para Repsol”, sin haber sufrido accidentes con pérdida de días de trabajo. “Para su ejecución se han requerido cerca de 11 millones de horas hombre, empleando a más de 2.500 personas”, señala. Con esta transformación, la compañía asegura que “reafirma su compromiso por la sostenibilidad y por la calidad”.

La multinacional energética está presente en 40 países y participa en el mercado peruano desde hace más dos décadas, en el que su producción de hidrocarburos representa alrededor del 14% del país. Es uno de los principales operadores energéticos de Perú, donde cuenta con derechos sobre cuatro lotes petroleros, tres de ellos en etapa de producción. La Refinería La Pampilla es la principal refinería de petróleo en el país y su capacidad de refino representa más de la mitad de la que posees Perú. También cuenta con una red de más de 530 estaciones de servicio y participa en el mercado de lubricantes, combustible de aviación y asfaltos, entre otros. Las inversiones totales de Repsol en el Perú, en el sector de exploración y producción, refinamiento de hidrocarburos y venta suponen unos 3.000 millones de dólares.

La inauguración de la nueva infraestructura ha puesto punto final a la visita de Estado de que los Reyes han realizado a Perú desde el lunes. El Rey ha volado hacia Guatemala, adonde llega a las 12 de la noche hora española, para asistir a la XVI Cumbre Iberoamericana, que se celebra hasta el viernes en la ciudad de Antigua, mientras que la Reina ha regresado a España.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información