El paro en EE UU baja al 3,8% y toca el mínimo alcanzado en 2000 y 1969

El presidente Trump desata la polémica por hacer un comentario en Twitter una hora antes de la publicación del dato

El presidente Donald Trump saliendo del Air Force One
El presidente Donald Trump saliendo del Air Force OneJIM WATSON (AFP)

La contratación durante el mes de mayo avanzó más rápido de lo esperado en Estados Unidos, al registrarse 223.000 nuevos ocupados ese mes. El dato es sólido y dar por descontado que la Reserva Federal volverá a subir los tipos de interés en dos semanas. No solo está por encima de lo que esperaba Wall Street, supone una aceleración respecto a abril y marzo. La tasa de paro bajó una décima, al 3,8%, un nivel tan bajo somo el que se vio en 2000 y 1969.

El presidente Donald Trump dio una clara indicación de que esta primera lectura sería buena. En el comentario que colgó en su cuenta en Twitter dijo que no veía el momento de que se publicara el indicador. Lo hizo una hora antes de que se distribuyera el dato, con lo que podría haberse saltado las reglas de confidencialidad. El consenso de mercado anticipaba una ganancia de unos 180.000 ocupados en el mes, por lo que Trump sugería que iba a ser mejor.

Tanto el presidente de EE UU como el principal asesor de la Casa Blanca en cuestiones económicas son informados por adelantado sobre el dato de empleo y otros indicadores económicos. Pero las directrices que regulan la difusión de las estadísticas son estrictas y establecen que se deben adoptar medidas para prevenir su uso antes de la publicación. El debate sobre si Trump con su comentario violó una regla que se considera sacrosanta está servido.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Más allá de la polémica, el indicador confirma que el crecimiento económico se sostiene. La última vez que el paro estaba a estuvo a este nivel fue en abril de 2000, en plena burbuja tecnológica. Aquella lectura fue entonces la más baja desde 1969. Una tasa de empleo por debajo del 4% es bastante inusual incluso para EE UU, que lleva encadenados nueve años de crecimiento sostenido. Sucedió antes coincidiendo con las guerras de Corea y Vietnam y tras la Segunda Guerra Mundial.

La solidez se refleja también en los salarios, que subieron tres décimas en mayo. El incremento anual es del 2,7%, una décima más alto que en el mes precedente, pero no crea riesgos por el lado de la inflación. La contratación en abril se rebaja ligeramente a los 159.000 empleos y se eleva a 155.000 para marzo. También contribuyó a la caída del paro que la tasa de participación laboral se redujera una décima, al 62,7%. Hay 1,5 millones de personas apartadas del mercado laboral.

Loretta Mester, presidente de la Fed de Cleveland, comentaba en la víspera de la publicación del dato que la mejora de la economía justifica que se siga subiendo los tipos en EE UU de una manera gradual. Se ven como posibles dos incrementos más este año, adicionales al de marzo. El próximo se decidirá a mediados de mes. El acta de la última reunión anticipaba que sería “pronto”. Pero no se descartan que sean tres para cumplir los objetivos del lado de la inflación.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS