Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal mantiene los tipos pero ve la inflación más cerca del objetivo

El banco central de Estados Unidos se abre así la puerta para un nuevo incremento en la reunión de junio

Sede de la Reserva Federal de EE UU en Washington
Sede de la Reserva Federal de EE UU en Washington AP

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido mantener los tipos de interés entre el 1,5% y el 1,75%, aunque con la intención más que probable de subirlos en junio. El banco central de Estados Unidos certifica que su economía se expande con solidez, que el mercado laboral sigue mejorando pese a estar en una situación que se considera de pleno empleo y que la inflación se acerca al objetivo de estabilidad de precios aunque de forma contenida.

La reunión del banco central, la segunda presidida por Jerome Powell, coincide en un momento en el que Wall Street no sabe muy bien lo que quiere. Si la economía marcha con más vigor del anticipado, la Fed podría verse forzada a subir los tipos con más rapidez y eso no les gusta. Pero tampoco quiere ver síntomas de debilitamiento, porque puede afectar al rendimiento de las empresas.

La economía estadounidense va camino de lograr la que será la expansión más prolongada de la historia, superando el registro del demócrata Bill Clinton. Los indicadores anticipan que crecerá a un ritmo superior al 3% los próximos dos trimestres. El plan de la Fed es seguir retirando los estímulos de una forma gradual, conforme la rebaja de impuestos y el plan de gasto de Donald Trump toman el relevo.

Lo previsible es que se suban los tipos en EE UU dos veces más, aunque hay una buena parte de los miembros que ven posibles tres incrementos adicionales al decidido en marzo. Pero la estrategia de Powell dependerá cada vez más desde ahora de la evolución de la inflación. Los precios vinculados al consumo están ya en la línea de referencia del 2% que sigue la Fed para orientar su política.

Aunque la inflación muestra una tendencia al alza, la Fed considera que el coste de la vida sigue contenido. El comunicado final señala en este sentido que en el medio plazo se moverá “cerca” del objetivo. Utiliza además la palabra “simétrico” al referirse al nivel del 2% para decir que en este momento no ve el alza de precio con alarma, aunque está vigilante. La decisión fue adoptada por unanimidad.

Wall Street contuvo las emociones en las horas previas a la decisión. La Fed viene a decir al mercado que las cosas están donde esperaban y así trata de reasegurar al parqué que seguirá el plan predeterminado, salvo que entre algún factor inesperado en el juego. El dólar, sin embargo, vuelve a estar en territorio positivo para lo que va de año tras alcanzar el nivel más alto en tres meses y medio.

El viernes se publicará el dato de empleo de abril, para el que se espera una cifra próxima a los 188.000 ocupados. Es un ritmo sólido y no hay indicaciones de que este avance se vaya a moderar. La tasa de paro lleva seis meses seguidos en el 4,1% y podría bajar una décima. La última vez que se vio desempleo del 4% fue durante la burbuja tecnológica a final de la década de los años 1990.

Más información