Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal de alimentación pide normas para perseguir las ventas a pérdidas

La Fiab reclama cambios en la Ley de Comercio española, cuestionada por el Tribunal de Justicia de la UE

Una mujer compra eun un supermercado del País Vasco.
Una mujer compra eun un supermercado del País Vasco. Europa Press

La Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas, Fiab, ha planteado una propuesta de modificación de la ley de Comercio Minorista para perseguir la venta a pérdidas de acuerdo con las reglas de juego marcadas por la Unión Europea. Mauricio García de Quevedo, director de la patronal alimentaria, explica que el sector no quiere una legislación proteccionista, sino simplemente asegurar la rentabilidad y la competitividad de la cadena alimentaria a través de prácticas honestas y leales. Pide modificar la legislación para incrementar las sanciones y evitar ese tipo de prácticas que atentan contra la industria y la producción agraria.

Actualmente, la venta a pérdidas en España está prohibida y las competencias en Comercio las tiene el Ministerio de Economía con la capacidad sancionadora en manos de las comunidades autónomas. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminaba en septiembre del pasado año que la normativa española sobre venta a pérdidas se apoya en la protección de los consumidores, algo que no se contemplaba en la directiva comunitaria 2005/29 sobre este tema. Esa decisión estuvo motivada por una petición del Juzgado Contencioso Administrativo de Murcia en relación a un litigio entre la empresa de distribución Europamur y ese gobierno regional. En consecuencia, con la actual disposición española no es posible perseguir la venta a pérdidas.

Valoraciones distintas

De acuerdo con diferentes disposiciones comunitarias, desde Fiab se entiende que Bruselas deja abierta la puerta a la posibilidad de que los Estados miembros puedan perseguir la venta a pérdidas basándose en otras justificaciones ajenas a la defensa de los consumidores. En esa línea justifican la necesidad de una enmienda a la norma con el objetivo exclusivo de la protección de la competencia en los mercados para contribuir a mantener una estructura comercial variada donde coexistan grandes y pequeños operadores y no se desvaloricen categorías de productos fundamentalmente en la cadena de suministro.

Fiab entiende que con esta medida se lograría igualmente una mayor modernización de las estructuras comerciales españolas contribuyendo a corregir los desequilibrios entre grandes y pequeñas empresas comerciales y sobre todo, al mantenimiento de la libre competencia.