Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook se reorganiza en tres divisiones tras la crisis por el uso de datos

El cambio está considerado como la mayor variación interna en los 15 años de historia de la plataforma

Mark Zuckerberg en su testimonio ante el Congreso de EE UU
Mark Zuckerberg en su testimonio ante el Congreso de EE UU AFP

Facebook procede a una reorganización de sus cargos directivos, en el que está considerado el mayor cambio interno en los 15 años de historia de la plataforma social. El objetivo de su consejero delegado y fundador, Mark Zuckerberg, es corregir de esta manera los problemas que durante el último mes surgieron en el ámbito de la privacidad y el uso de datos de sus usuarios por parte de terceros, y desarrollar nuevos productos, como la tecnología blockchain.

Este tipo de reestructuraciones no son una sorpresa en el sector tecnológico. Microsoft acaba de anunciar una similar hace unas semanas para reorientar su estrategia de negocio. En el caso de Facebook, el cambio se produce en un momento clave para la compañía, que está tratando de apuntalar la confianza de los anunciantes, desarrolladores de aplicaciones, inversores y usuarios tras el escándalo de la fuga de datos.

La reorganización se anuncia también una semana después de que el consejero delegado del servicio de mensajería WhatsApp, Jan Koum anunciara su renuncia por diferencias con el consejo de administración de Facebook. Como señalan los analistas, el cambio busca crear equipos que sean responsables de los grandes productos y servicios, y de paso conseguir que jueguen limpio entre ellos.

Facebook operará así bajo tres divisiones. La primera, es un grupo integrado por las aplicaciones de Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger. Estará liderado por Chris Cox y será la más importante de la compañía. Mike Schroepfer se hará cargo por su parte de una nueva división de "plataformas", que se dedicará al desarrollo de la realidad virtual, inteligencia artificial y tecnología para empresas.

Esta segunda división integrará un grupo experimental de blockchain, la tecnología de base de las monedas digitales, y estará dirigido por David Marcus. El responsable hasta ahora de Messenger ya forma parte del consejo de administración de Coinbase, una casa de cambio de criptomonedas, y antes de ser fichado por Facebook trabajó para PayPal, el sistema electrónico de pagos pionero en Internet.

La tercera división se denomina "servicios centrales de productos" y cubre recursos comunes para toda la plataforma como análisis de datos, seguridad y publicidad. Estará dirigida por Javier Olivan. Todos los ejecutivos al frente de estos equipos reportarán directamente a Mark Zuckerberg, que busca de esta manera que haya una mayor colaboración entre los equipos a cargo de los productos y poder integrarlos mejor.

La maniobra le permite, además, evitar nuevas dimisiones y reforzar su núcleo duro de ejecutivos tras la crisis desatada por el escándalo de Cambridge Analytica. En cuanto a los productos, Kevin Systrom se mantiene al frente de Instagram pese a tener a un nuevo jefe entre él y Mark Zuckerberg. Will Cathcart dirigirá la aplicación de Facebook, Chris Daniels la de WhastApp y Stan Chudnosky la de Messenger.

Al instalar nuevos jefes en Messenger y WhatsApp, eso podría facilitar la introducción de cambios mayores en las dos aplicaciones. Es, por tanto, el primer paso que da Mark Zuckerberg para poder empezar a obtener ingresos aprovechando la base de usuarios que tienen. Koum, de hecho, abandonó Facebook por las diferencias respecto a la estrategia que se quería seguir con la aplicación.

Más información