Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANDY PARAKILAS | Exdirector de Operaciones de Plataforma de Facebook

“Facebook fue uno de los factores más importantes en el éxito de Trump”

El exdirectivo de la red social afirma que los datos de los usuarios escapan al control de la compañía, lo que ha permitido abusos como el de Cambridge Analytica

Sandy Parakilas, exdirector de Operaciones de Plataforma de Facebook.
Sandy Parakilas, exdirector de Operaciones de Plataforma de Facebook.

El pasado año, cuando quedaban varios meses para que explotara el escándalo de Cambridge Analytica, Sandy Parakilas ya publicó un artículo en TheNew York Times pidiendo un mayor control sobre Facebook. Lo hizo desde la autoridad que le da el haber sido director de Operaciones de Plataforma en Facebook, entre 2011 y 2012.

En las últimas semanas la crítica de Parakilas se ha convertido en un “te lo dije” pero sin autocomplacencia ni descaro. Ahora director de producto en Uber y asesor en la organización defensora de la privacidad Center for Humane Technology, Parakilas ha pasado por Madrid en el marco del ciclo de conferencias Tech & society, organizado por el Aspen Institute España y la Fundación Telefónica. De ojos vivos y palabras rápidas, el exdirectivo de Facebook subraya las grietas de la red social y evalúa la influencia de la malparada Cambridge Analytica en las elecciones estadounidenses de 2016.

Pregunta. A partir de su experiencia en Facebook, ¿cómo de preciso diría que es el perfil que la red social tiene de cada uno de nosotros?

Tienen tanta información de ti y tanta habilidad para entender esa información que pueden usar esto para predecir cosas que vas a hacer antes incluso de que las hagas

Respuesta. Creo que es muy preciso y se está haciendo cada vez más preciso. Una de las cosas en las que están trabajando, que me preocupa y que se reveló recientemente es que están construyendo inteligencia artificial que puede predecir tus futuras acciones. Esto significa que tienen tanta información de ti y tanta habilidad para entender esa información que pueden usar esto para predecir cosas que vas a hacer antes incluso de que las hagas. Y después van a liberar esta habilidad a los anunciantes.

P. Usted ha comentado que, cuando trabajaba en Facebook, la compañía no podía controlar los datos que salían de sus servidores hacia los desarrolladores. ¿Cómo es el proceso?

R. No solo no podía controlarlos sino que tampoco podía ver lo que se hacía con estos datos. Facebook recoge información sobre el usuario, por ejemplo cuando te rastrean al navegar por Internet. Y, si un desarrollador construye una aplicación de Facebook, el usuario tiene que autorizar a la aplicación permisos para que el desarrollador recoja datos. Cuando el usuario dice que sí, estos datos pasan de Facebook al desarrollador. Y es información personal que sirve para identificar a usuarios individualmente.

P. ¿Y una vez que los datos están en manos del desarrollador?

La compañía no hizo los cambios necesarios para proteger a la gente

R. Facebook ya no tiene ningún control ni registro de lo que pasa con estos datos. La compañía tiene unas reglas por las que se tienen que guiar los desarrolladores, pero algunos las rompen y Facebook no tiene forma de garantizar que las reglas se cumplen ni de saber cuándo se rompen.

P. Como director de Operaciones de Plataforma en Facebook, usted afirma que le transmitió a otros directivos la necesidad de supervisar lo que los desarrolladores hacían con los datos. ¿Cuál fue la respuesta?

R. Nunca dijeron específicamente "deja de intentar sensibilizar al respecto". Incluso había gente dentro de la compañía que apoyaba estos esfuerzos, como el equipo de seguridad y el de privacidad. Pero la empresa no hizo los cambios necesarios para proteger a la gente.

P. ¿Nunca se intentó saber qué pasaba con estos datos o si había un mercado negro de venta de información entre los desarrolladores?

Cuando la compañía fue informada de abusos no llegó a investigar en profundidad


R. Cuando la compañía fue informada de abusos no llegó a investigar en profundidad. Mi opinión es que no querían saber, porque si supieran todos los detalles de lo que estaba pasando entonces estarían legalmente obligados a asegurar que estos abusos parasen. Pero, si no lo sabían, podían argumentar que otros estaban haciendo algunas cosas sin su conocimiento en la plataforma y que no era culpa suya

P. ¿Qué relación tienen estos agujeros en la privacidad con la esencia de Facebook y otros gigantes de Silicon Valley?

R. Las compañías tecnológicas, especialmente las de software, se guían por una gran cantidad de datos. Necesitan datos para entrenar sus algoritmos, para entender lo que sus usuarios están haciendo o lo que potencialmente quieren. Creo que el principal problema es que su modelo de negocio les incentiva a recoger la mayor cantidad de datos que puedan. A hacer que sus usuarios utilicen sus pantallas y sus aplicaciones todo lo posible y, después, vender esta atención a terceros. 

P. A no ser que se les obligue mediante regulación. ¿Estas compañías no tienen voluntad de tener un mayor control de sus datos?

R. Tienen un incentivo, que es no quedar en evidencia en la prensa o ante los reguladores por haber permitido un abuso. Pero si nadie sabe lo que pasa, entonces no les preocupa demasiado.

P.¿Hasta qué punto es grave el escándalo de Cambridge Analytica?

R. No ha sido probado, pero mucha gente ha señalado que la información de Cambridge Analytica fue utilizada por la campaña de Trump para dirigirse a la gente con anuncios durante las elecciones de 2016. Parece que cada vez es más probable que algo similar se hiciera en la votación del Brexit. Y esto es muy preocupante, porque tienes esta colección de datos que se adquirió ilegalmente y se usó para hacer predicciones por gente que se ha jactado de tácticas muy peligrosas. La campaña de Trump alardeó públicamente de favorecer la supresión del voto, tratando de convencer a afroamericanos y a mujeres y a gente progresista de no votar.

P. El escándalo de Cambridge Analytica ligado a la campaña de Trump se suma a las fake news y los anuncios políticos intencionados provenientes de fuentes rusas…

R. Es una confluencia de cosas que están mal. Tienes desinformación, que, sea o no creada intencionadamente, se ha recomendado más que la información auténtica por Facebook, pero también por YouTube o Twitter. Después tienes el hecho de que los anunciantes no están verificados, así que tienes agentes extranjeros que tratan de hacer cosas ilegales. También tienes las burbujas de filtro, el hecho de que las personas solo ven información que confirma su visión del mundo en vez de obtener un amplio espectro de información. Luego tienes contenido abusivo y problemas de privacidad. Así que tienes un grupo grande de diferentes problemas que se han juntado en los últimos meses.

P. ¿Cree que Facebook jugó un papel en el resultado de las pasadas elecciones de Estados Unidos?

R. Creo que está muy claro que Facebook fue uno de los factores más importantes en el éxito de Donald Trump. Creo que es difícil especular qué habría pasado si Facebook no hubiera existido, pero creo que está claro que tuvo un impacto significativo.

P. ¿Es necesario regular desde el poder legislativo a Facebook para evitar estos riesgos?

Están haciendo mucho dinero como para enfrentar el principal problema

R. Sí. Creo que, sin regulación, las compañías no tienen ningún incentivo para arreglar muchos de estos problemas. Seguirán simplemente intentado arreglar la parte más pequeña del problema para que la gente deje de hablar de ello, porque están haciendo mucho dinero como para enfrentar el principal problema.

P. Los cambios que ha hecho Facebook en los últimos años y meses, ¿han paliado la cuestión?

R. La arquitectura no ha cambiado, así que existe el mismo problema, que es que pierden el control de los datos cuando estos pasan a los desarrolladores. Lo que ha cambiado es cuánta cantidad de información les pasan. Y también eliminaron el permiso para obtener datos de amigos en 2015, así que ahora solo puedes obtener información de gente que usa tu aplicación. El problema es que tendrían que haber hecho estas dos cosas desde el principio.

P. ¿Por qué la compañía deja que la información escape tanto de su control si parece que su negocio se basa en que los anunciantes usen los datos de su plataforma, sin sacarlos de ella, para segmentar su publicidad?

R. Esto es en parte verdad y en parte, no. Facebook tiene una herramienta llamada Custom Audiences, que permite a los anunciantes traer sus propios datos y usarlos. La campaña rusa, que se dirigió a las elecciones estadounidenses de 2016, y la propia campaña de Trump utilizaron la funcionalidad de Custom Audiences extensivamente. Así que habrían creado sus colecciones de datos a partir de otras informaciones, ni siquiera de Facebook, y habrían introducido esto en Facebook porque ahí puedes encontrar a alguien con gran precisión.

P. ¿Qué ventaja competitiva gana un anunciante utilizando datos del exterior?

Se abre un nuevo vector de ataque donde puedes coger datos que no están relacionados con Facebook y segmentarlos de formas abusivas para dirigirte a personas con una determinada raza, etnia o grupo religioso

R. Se abre un nuevo vector de ataque donde puedes coger datos que no están relacionados con Facebook y segmentarlos de formas abusivas para dirigirte a personas con una determinada raza, etnia o grupo religioso. Puedes dirigirte solo a estas personas, en grupos muy pequeños, con anuncios muy específicos, diseñados para manipular solo a este pequeño grupo. Creo que la clave del problema es que los anunciantes tienen estas herramientas increíblemente poderosas, que pueden usarse de forma muy peligrosa. Pero no hay suficiente transparencia ni control para prevenir los peores escenarios.

P. Ahora Facebook no es solo una red social sino que, bajo el paraguas de la misma compañía, se agrupa una familia de servicios, como Instagram y WhatsApp. ¿Esto empeora las cosas?

R. Es un riesgo mucho mayor. Una de las cosas que se debería procurar es que estos servicios adicionales se separaran de Facebook o que la compañía no pudiera compartir datos entre Facebook, Instagram, WhatsApp, Oculus, etcétera. Parece que están intercambiando datos entre estos servicios y esto es  malo para los usuarios. Tú puedes ser alcanzado con anuncios en Instagram incluso si casi nunca lo usas, porque pueden usar tu información de Facebook para hacerlo.

Más información