Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda reclama información a 16 bancos sobre cuentas que operen con criptomonedas

La Agencia Tributaria investiga además a una decena de intermediarios y 40 empresas que aceptan pagos con bitcoins

Pese a ser un mercado aún muy pequeño en España, un número creciente de autoridades quiere indagar en el bitcoin y el resto de divisas digitales. El último organismo en mostrar interés es la Agencia Tributaria, que esta semana ha lanzado una campaña para recabar información en más de 60 entidades —16 grandes bancos, una decena de intermediarios y más de 40 empresas— sobre las cuentas y operaciones con criptomonedas. Hacienda cree que el impacto fiscal de estas actividades será mínimo; pero le interesa sobre todo conocerlas mejor para evitar el blanqueo de capitales, un riesgo cada vez más palpable.

Monedas que simulan bitcoins.
Monedas que simulan bitcoins. AFP

Los requerimientos de información van dirigidos a la práctica totalidad del sistema financiero español. No porque el fisco crea que las entidades han cometido irregularidad alguna, sino para conocer a fondo a sus clientes que compran o venden bitcoins. También deberán responder casas de cambio, cajeros y otras empresas que acepten pagos en criptomonedas.

En Hacienda admiten que el mercado de las divisas digitales ha crecido mucho en los últimos meses, aunque sigue siendo muy pequeño. Pese a su reducido tamaño, crece la preocupación en torno a la posibilidad de que estas operaciones se usen para blanquear dinero u otro tipo de actividades criminales. La petición de información también debería ayudar a aflorar actividades susceptibles de ser gravadas, pero en la Agencia Tributaria no se hacen muchas ilusiones de lograr grandes cantidades de dinero gracias a las criptomonedas.

Después de que organismos como la CNMV o el Banco de España alertaran de los riesgos de invertir en bitcoins, Hacienda ha comenzado a reclamar información a decenas de bancos, intermediarios como casas de cambio y otras empresas. Una vez analizada la información que obtenga de estos requerimientos, fuentes de la Agencia Tributaria avisan de que estudiarán si inician o no nuevas operaciones de investigación y control de este polémico sector.

El precedente de 2015

No es la primera vez que la Agencia Tributaria se interesa por los bitcoins. En 2015, ya envió requerimientos de información a empresas de las que quería saber más sobre sus actividades con criptomonedas. La diferencia es que la actual campaña para recabar datos afecta a muchas más entidades (más de 60) y las preguntas ahora son mucho más detalladas, explican en Hacienda.

La carta enviada hace tres años pregunta a sus destinatarios si “en el ejercicio de su actividad acepta bitcoin como medio de pago por los servicios / bienes entregados”. Si la respuesta era sí, entonces reclamaba información sobre “el volumen de las operaciones cobradas con bitcoin” o “información y soporte documental de la contabilización de las operaciones con bitcoin”. Entonces, se dio a las empresas consultadas un plazo de diez días hábiles para contestar y se les avisaba de que “la desatención total o parcial” del requerimiento podía ser “constitutiva de infracción tributaria y dar lugar al inicio del correspondiente expediente sancionador”.

A las entidades de crédito, el fisco les reclamará información sobre cuentas de bancos con sede social o sucursal en España. Esta llegará después de analizar la ya obtenida por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (Onif) sobre cuentas abiertas en el extranjero por casas de cambio que operan con bitcoins. La idea es encontrar información sobre cuentas que hayan recibido o emitido transferencias vinculadas con casas de cambio de criptomonedas. Hacienda busca datos como quién es el titular, el número e importe de cargos y abonos de las mismas y la identificación de tarjetas vinculadas.

La decena de intermediarios a los que se les reclama información son casas de cambio de bitcoins, entidades vinculadas con cajeros automáticos o pasarelas de pago. Hacienda querrá saber más sobre su actividad, sus operaciones con criptomonendas y datos sobre los compradores y vendedores, así como el volumen de las transacciones con este tipo de divisas, tipos de cambio y comisiones aplicadas.

Por último, el grupo más numeroso son las más de 40 empresas a las que se les preguntará por los pagos que sus clientes pueden realizar en monedas digitales. A estas se les reclamarán datos sobre el porcentaje de facturación de estas actividades, facturas y tiques de estas operaciones.

La dificultad de gravar un sector no regulado

Gravar las operaciones con bitcoins entraña unas dificultades específicas por las características del sector. Primero, porque la titularidad de criptomonedas es totalmente opaca a los ojos del fisco o de las autoridades. Y segundo, porque se trata de un sector aún en pañales en el que no existe una regulación clara. En Hacienda admiten que hay aún muchas dudas sobre los efectos tributarios de las operaciones con estas divisas. Y creen que las cantidades recaudadas no serán muy importantes, ya que en España es un sector pequeño si se compara con países que viven una pasión por las monedas digitales, como Corea del Sur o Japón.

Luis del Amo, asesor técnico del Reaf, admite elementos no del todo claros, pero sí cree que será fácil determinar las repercusiones fiscales de actividades como la venta de bitcoins —cuyas ganancias patrimoniales estarán gravadas—, o el minado de criptomonedas (resolver problemas matemáticos con potentes procesadores para crear nuevos bitcoins), que deberían tributar como una actividad económica.