Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT calcula que la brecha de género en las pensiones llega al 37%

La pensión media de las mujeres en 2016 era de 706,4 euros mensuales; la de los hombres 1.127,59 euros

Una pareja de ancianos toma el sol en un banco
Una pareja de ancianos toma el sol en un banco

La pensión media de las mujeres en 2016 era de 706,4 euros mensuales; la de los hombres 1.127,59 euros, según los cálculos presentados este lunes por UGT. Esto supone que la brecha de género en este caso es del 37,35%, más que en salarios. Esto tiene su explicación en las reglas y el funcionamiento del propio sistema de pensiones español, básicamente contributivo, es decir, la prestación percibida está en función de las cotizaciones pagadas.

Las pensiones de viudedad son las de las más bajas del sistema (las más bajas de los grandes colectivos). Son bastante más altas las pensiones de incapacidad permanente y las de jubilación y en estos casos el contingente masculino es más grande. A esto hay que sumar que las carreras de cotización de los hombres suelen ser mejores (más largas y con bases de cotización más altas) que las de las mujeres. Si a esta última explicación se añaden, por ejemplo, los datos de empleo a tiempo parcial, el resultado es que las pensiones femeninas suelen ser más bajas en casi todas las prestaciones del sistema.

Menos de 700 euros

El resultado final de todo es esa brecha. En sus detalles, se ve que las mujeres que perciben pensiones 500 euros mensuales o menos casi triplica al número de hombre: 1,5 millones por medio millón. También hay muchas más mujeres que perciben una prestación entre 500 y 700 euros al mes que hombres: 1,9 millones frente a 895.000. A partir de ahí los hombres son más en todos los rangos de pensiones, es decir, en las que son de mayor cuantía.

Por este motivo, la vicesecretaria general de UGT y encarga de la secretaría de género, Cristina Antoñanzas, ha reclamado que se calcule de la misma forma la base reguladora de quien trabaja a tiempo completo y a tiempo parcial, principalmente mujeres. La base reguladora es el punto de partida para calcular la cuantía de la pensión, a ella se llega tras tener en cuenta la carrera de cotización que ha tenido un trabajador durante casi toda su vida laboral.

Más información