Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia plantea aumentar el IBI para los pisos turísticos

El Ayuntamiento pretende que se distinga entre vivienda habitual y vacacional

Un grupo de turistas.
Un grupo de turistas.

Los apartamentos de uso turístico suman un nuevo frente contrario a este fenómeno que ha cambiado la forma de viajar. El Ayuntamiento de Valencia, en su lucha por minimizar su impacto en la ciudad, plantea la posibilidad de establecer un IBI (impuesto sobre bienes inmuebles) diferente de los que gravan a las viviendas habituales y a los negocios. Es decir, pretende que no se les contemple como residencia, pero tampoco como un negocio al uso y que tengan un impuesto mayor al que pagan como residencia en la actualidad.

“Generan gastos adicionales en limpieza, seguridad y transporte, entre otros. Sin embargo, no recibimos un ingreso mayor con su llegada. Por eso pedimos que los municipios tengan la capacidad para gravar con un impuesto diferente de los que hacen negocio con esta actividad”, argumentó este jueves a este periódico fuentes de la alcaldía.

El primer edil de la ciudad, Joan Ribó, abrió esta posibilidad este miércoles, en un acto junto a la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asían. “Pensamos que es imprescindible una regulación, comenzando por una norma estatal, que nos permita que aquellos apartamentos que tengan actividades turísticas se les pueda aplicar impuestos de carácter específico, como es el caso del IBI”, afirmó Ribó en Madrid.

Este cambio normativo, en cambio, sería difícil de plasmar en un texto legal, según los expertos. “En primer lugar, habría que reformar la ley. Una vez hecho esto, se tendría que estudiar cómo diferenciar estos inmuebles en los registros estatales según su uso”, explican fuentes de la Administración.

Es decir, el primer paso sería que haya voluntad política para modificar este impuesto. Una vez conseguido, habría que definir cómo se distinguirían en los registros del Estado entre los pisos de alquiler vacacional, las viviendas de uso residencial y los inmuebles de uso comercial.

Los barrios de Russafa y El Carme, los más afectados

Los barrios valencianos más afectados por el fenómeno de las viviendas de alquiler vacacional son El Carme y Russafa. “Este fenómeno está desplazando a los vecinos de esta zona que están en alquiler por la subida de los precios de la renta”, dijo el alcalde de Valencia en su visita a Madrid. Desde el municipio, aseguró el primer edil, se trabaja contra esta expulsión y los problemas de convivencia que se generan.

Más información