Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Islandia exigirá pruebas a las empresas para que paguen igual a hombres y mujeres

Las compañías tendrán que demostrar que ofrecen el mismo sueldo con el objetivo de acabar con la brecha salarial, según recoge la agencia de noticias AP

Bjarni Benediktsson, primer ministro de Islandia, este miércoles en la ONU.

Islandia da un paso más en la lucha contra la brecha salarial por género, etnia, sexualidad o nacionalidad. Abre una nueva vía legal para el resto de países, al menos los de su entorno. El país nórdico, según la agencia de noticias AP, es el primero en el mundo en obligar a las empresas que demuestren que ofrecen el mismo salario independientemente del género, la etnia, sexualidad o nacionalidad del trabajador, según anunció el Gobierno de Islandia este miércoles.

El Ejecutivo del país nórdico, según AP, dijo que presentará una legislación al parlamento este mes. Con la norma se exigirá a todas las empresas con más de 25 empleados obtener la certificación para demostrar que dan igual salario por trabajo de igual valor. La nueva norma es fruto del trabajo en los últimos ocho años junto a asociaciones, agentes sociales y los ministerios de Bienestar y Finanzas.

En otros países ya existen recomendaciones u obligaciones de informar la diferencia salarial según el género. En este caso, Islandia hará obligatorio para empresas privadas y públicas que demuestren la igualdad en los salarios.

El país nórdico, con una población de unos 330.000 habitantes, quiere luchar así contra la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres. El objetivo de Islandia es que para 2022 la diferencia de sueldos por el mismo empleo sea inexistente. "Es el momento de hacer algo radical sobre esta cuestión", dijo el ministro de Asuntos Sociales e Igualdad, Thorsteinn Viglundsson, que añadió: "Tenemos que asegurarnos de que hombres y mujeres gozan de igualdad de oportunidades en el lugar de trabajo y que es nuestra responsabilidad tomar todas las medidas para lograrlo".

Islandia ha sido clasificada como el mejor país del mundo para la igualdad de género por el Foro Económico Mundial, pero las mujeres islandesas todavía ganan, en promedio, entre un 14% y un 18% menos que los hombres. En el país nórdico, por ejemplo, en otros campos como la educación, la diferencia no existe. Así, las mujeres que acaban un máster o diplomadas universitarias en Islandia casi duplicaron en el curso 2012/2013 a los hombres, según el Instituto de Estadística del país.

Este jueves, asimismo, ha realizado la embajada de Islandia en Bruselas unas jornadas sobre la igualdad de género en los salarios. Entre los participantes estaban representantes de los sectores público y privado de Islandia, así como el ministro de Asuntos Sociales e Igualdad, que ha asegurado la importancia de la legislación en este sentido: "La igualdad de género es una necesidad".

Más información