Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samsung expande la producción en EE UU a costa de México

El ajuste afectará a la fábrica que opera actualmente en Querétaro

México
Vista de una bandera con el logo de Samsung Electronics EFE

El conglomerado industrial surcoreano Samsung se suma al corrillo de compañías que tratan de llevarse bien con la administración de Donald Trump, al anunciar una inversión para expandir la producción en Estados Unidos. Pero este tipo iniciativas tienen siempre una consecuencia y para que la suma salga cero deberá ajustara por algún lado. La afectada por la reordenación de pieza es México.

El plan de inversión es de 300 millones de dólares. El equipo de Trump no tardó en anotarse el tanto, pese a que era conocido en Wall Street que la multinacional asiática estaba ya contemplando desde hace meses la opción de incrementar su capacidad manufacturera en EE UU, en la división dedicada a la fabricación de electrodomésticos. La idea es destinar ese dinero a la construcción de una nueva planta.

Samsung, que lleva desde el pasado otoño revisando sus operaciones globales y está negociando con varios estados antes de decidir la localización final de la planta, que dará empleo a 500 personas. La compañía da más detalles sobre como va a ejecutar esta inversión de capital. El rotativo financiero The Wall Street Journal anticipa sin embargo que la expansión afectará a la fábrica en Querétaro.

Donald Trump amenazó durante la campaña electoral con imponer elevados aranceles a los productos que entran por la frontera sur para consumirse en el mercado estadounidense, y lo hizo sin distinguir entre compañías de EE UU o extranjeras. Es lo que llevó al sector de la automoción a anunciar también inversiones multimillonarias que en muchos casos estaban ya pactadas con los sindicatos.

Samsung ya indicó antes de la elección de Trump el pasado noviembre que estaba contemplando además invertir 1.000 millones en la planta de chips que opera en Austin (Texas). El último anuncio sigue a otro similar de su rival surcoreana LG, que el mes pasado anunció una inversión de 250 millones de dólares para la construcción de una planta de producción de electrodomésticos en EE UU.

Más información