Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El valor de la producción agraria marca un récord en 2016

La renta agraria se incrementa un 6,9% por la buena cosecha y las subvenciones

Un agricultor trabaja con su tractor en Torrelaguna (Madrid)
Un agricultor trabaja con su tractor en Torrelaguna (Madrid)

El valor de la Producción Final Agraria experimentó en 2016 una cifra récord con 46.807 millones de euros. Este volumen ha sido consecuencia de un incremento prácticamente de todas las producciones agrícolas y ganaderas, salvo frutas y patata y, a pesar de los bajos precios de los productos ganaderos y de los cereales.

La renta agraria en moneda corriente se incrementó un 6,9% hasta los 25.687 millones de euros siguiendo la línea de recuperación del ejercicio anterior y rompiendo una racha de reducciones que se mantenía prácticamente desde 2007, cuando la renta descendió a los 26.149 millones de euros.

En 2016, y por primera vez en los últimos seis años, se incrementó el volumen de la actividad en el campo considerando la misma por el número de Unidades de Trabajo Año (UTA), equivalente al trabajo que realiza una persona a tiempo completo durante un año y que pasó de 818.700 a 832.100 UTAs.

La evolución en positivo de la renta también es consecuencia de la práctica estabilización de los gastos en medios de producción, que se situaron en 21.310 millones de euros. Destacan la bajada de los precios de la energía y los lubricantes y del 6,7% de los precios de los fertilizantes que, efectivamente, tuvieron un recorte en los seis primeros meses del año, pero un fuerte repunte en el segundo semestre. Las subvenciones supusieron el 25,7% de la renta con un volumen de 6.596 millones de euros y un incremento del 2,3% sobre el año anterior.

Autorizaciones de viñedo

Por otra parte, el Ministerio de Agricultura fijó en 4.989 hectáreas el volumen de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo en 2017. De acuerdo con las disposiciones comunitarias, cada Estado miembro, con el nuevo mecanismo que puso fin al viejo sistema de derechos, tenía la posibilidad de dar autorizaciones de hasta el 1% sobre la superficie de viñedo existente al 1 de julio del año anterior que, en el caso de España, era de 959.500 hectáreas. Frente a las peticiones de las industrias que reclamaban ese 1% y los planteamientos a la baja del sector agrario, la Administración optó por un incremento del 0,52%.

Agricultura tomó en consideración las peticiones de varios Consejos Reguladores que reclamaban un incremento en sus demarcaciones inferior a ese porcentaje. En ese sentido, solo autorizó plantaciones de 645 hectáreas en Rioja; 500, en Ribera del Duero; 68, en Rueda; 4, en Getaria y 3,96 en Bizkaia. Sin embargo, rechazó las solicitudes de Navarra, que pedía 54 hectáreas, y de Cariñena, con 100 hectáreas y, sobre todo, la de Denominación del Cava, controlada por las firmas catalanas, que pedían un incremento de solo 168 hectáreas frente a las posiciones de otros productores de cava como Almendralejo, cuyas ventas de cava se han disparado.

La pasada campaña, el volumen autorizado fue de 4.173 hectáreas, el 0,43% de la superficie existente. El ligero incremento de 2017 respondería al comportamiento positivo de los mercados donde España es líder mundial en la exportación de vino con 24 millones de hectolitros