Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España desplaza a Italia en los principales mercados del aceite

El país trasalpino solo mantiene el liderazgo en Alemania y Canadá

Un agricultor escoge olivas en una de las fincas que gestiona en El Perelló (Tarragona).
Un agricultor escoge olivas en una de las fincas que gestiona en El Perelló (Tarragona). EFE

La industria y los operadores españoles en el sector del aceite de oliva han desplazado a Italia y se han convertido en líderes en los principales mercados mundiales del aceite de oliva, según la Asociación de Exportadores y el Consejo Oleícola Internacional sobre datos de 2015. El incremento de ventas en los últimos años se ha consolidado este ejercicio a pesar de la subida de los precios. Las campañas de promoción y el trabajo de las empresas se consideran clave en estos resultados.

Fuera de la Unión Europea, el principal mercado es los Estados Unidos, copado históricamente por aceites italianos o bajo marcas de ese país, aunque el aceite hubiera sido producido fuera. Sobre unas importaciones de unas 310.000 toneladas, las ventas de aceite procedente directamente desde España ya supera las 100.000 toneladas, por encima de las procedentes de Italia. En Japón las importaciones ascienden a 57.000 toneladas de las que 32.000 son españolas y 22.00 italianas. En China, sobre unas importaciones de 33.000 toneladas, 24.000 son de aceite español y 6.000 italiano. El mercado australiano asciende a unas 22.000 toneladas, 14.000 expedidas desde España y 6.000 desde Italia. En Rusia, las importaciones se elevan a 24.000 toneladas de las que 14.000 son españolas y 7.000 procedentes de Italia. Canadá es la excepción. Allí sigue mandando el aceite italiano con 32.000 toneladas de las 37.000 importadas, frente a las 3.000 españolas.

En el marco comunitario, España domina el mercado francés con 71.000 de las 100.000 toneladas importadas. Alemania es el único país donde Italia mantiene su dominio. Sobre una demanda de 67.000 toneladas, Italia supone 49.000. No es una novedad que España sea el primer vendedor de aceite de oliva en Italia, donde las importaciones se elevan a unas 550.000 toneladas, de las que 300.000 son españolas, 130.000 griegas y 85.000 de Túnez.

España, con una superficie de 2,5 millones de hectáreas, tiene unas producciones medias de 1,4 millones de toneladas. Italia, con 1,35 millones teóricos de hectáreas, solo produce unas 330.000 toneladas, lo que obliga al país a grandes importaciones para un consumo interior de unas 570.000 toneladas y sus compromisos en el comercio exterior.

España exportó en 2013 una cifra récord de 1,1 millones de toneladas y en la actualidad esas ventas se han estabilizado en unas 900.000 toneladas por valor de unos 3.000 millones de euros. De ese volumen, las ventas a Italia, esas más de 300.000 toneladas, son solo de graneles. En las exportaciones al resto del mundo, medios exportadores estiman que la mitad son graneles y el otro 50% aceite envasado.