Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Volkswagen logra la autorización para reparar los motores afectados por el ‘dieselgate’ en Europa

La autoridad del motor alemana da el visto bueno para la solución de los 1.6 TDI

Una imagen de un empleado de Volkswagen tocando el logotipo de la marca
Una imagen de un empleado de Volkswagen tocando el logotipo de la marca AFP

Las autoridades alemanas han dado a Volkswagen el visto bueno a la solución que ha propuesto para arreglar los motores diésel EAB 1.6 TDI afectados por el dieselgate. Esta decisión supone que el grupo alemán podrá resolver el problema de 2,6 millones de vehículos. Con este paso, VW ya puede implantar el arreglo en todos los motores en Europa que se han visto afectados por el fraude de las emisiones, unos 8,5 millones de vehículos, que comenzó hace ya más de un año.

El arreglo de que ha preparado Volkswagen para estos vehículos no costará más de una hora y será gratuito, explica la propia empresa en un comunicado. En este texto, también se explica que la Autoridad Federal de Transporte de Motor alemana (KBA) ha aceptado la propuesta de Volkswagen que no supone cambios perjudiciales en los niveles de emisión de gases de vehículo ni una minoración en sus prestaciones. No obstante, una vez se ha dado el visto bueno a la solución genérica, la propia KBA tiene ahora que visar las aplicaciones prácticas de esa solución con las diferentes cajas de cambio y familias de vehículos.

Cuando esté listo este paso, el fabricante de vehículos se pondrá en contacto con los propietarios de los vehículos afectados para que pasen por el taller.

La solución dada a los motores 1.6 TDI es diferente de la que se dio a los 1.2 y 2.0. En este último caso, la reparación consiste en una actualización del programa informático del coche y también en la instalación de un nuevo acondicionador.

En los otros casos, ya ha comenzado la implantación de soluciones. Por ejemplo, Seat, la marca española del grupo, a finales del pasado septiembre se había puesto en contacto con el 30% de los vehículos afectados, aunque solo se habían reparado el 15%.

Con respecto al conjunto de marcas de Volkswagen en España hay que decir que comenzó a instalar las soluciones en los motores 2.0 en febrero. A mitad de agosto, llegó la autorización para la reparación ideada para los 1.2, que ha comenzado a implantarse a finales de septiembre. Por el momento, todavía no se sabe qué proceso va a seguir con los 1.6 aunque desde la empresa se espera que la situación se resuelva más rápidamente que con los otros motores por la experiencia de los otros casos.

De los casi 700.000 coches afectados en España, poco más de 40% llevan motores 2.0. Un porcentaje similar tiene montados propulsores 1.6 y el resto, 1.2.