Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en pensiones sube un 3,1% en septiembre y llega a 8.500 millones

La pensión media se sitúa en 906 euros al mes, un 2,1% más que en el mismo mes del año anterior

Un grupo de pensionistas sentados en un banco
Un grupo de pensionistas sentados en un banco EFE

El gasto en pensiones sigue subiendo mes a mes. En septiembre llegó a los 8.550,6 millones de euros, un 3,1% más que en el mismo mes del año anterior, según el Ministerio de Empleo. En torno a este porcentaje de crecimiento se ha mantenido la nómina mensual de pensiones desde 2014.

Antes de ese año, el gasto de este capítulo de la Seguridad Social crecía a ritmos cercanos al 5% cada año, y en 2008 llegó a aumentar un 8,5%. 2014 fue le primer año en que la actualización de las pensiones fue del 0,25% pese a que todavía no estaba en vigor la última reforma que ha cambiado la forma en que cada año se revisan el incremento. Ya al año siguiente estaba en vigor y como la situación de las cuentas del instituto previsor es muy precaria, el incremento ha seguido siendo el mínimo que marca la ley, un 0,25%. 

La mayor parte de los más de 8.550 millones de euros destinados a pagar la nómina de las pensiones fue a parar a las pensiones de jubilación, con 6.017,8 millones, seguido de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.508,5 millones. Por su parte, a las pensiones de incapacidad permanente se destinaron 874,7 millones de euros, las de orfandad supusieron 128,4 millones de euros y las pensiones en favor de familiares totalizaron 21 millones de euros.

El número de pensiones avanzó en septiembre un 1,2% respecto al mismo mes de 2015, hasta un total de 9.433.986 pensiones, nuevo máximo del sistema. Aunque la tasa de crecimiento interanual de septiembre no es de las más altas dentro en la serie histórica de la última década, con ella ya se acumulan ocho meses consecutivos de crecimientos superiores al 1%.

La pensión media sube un 1,9%

Por lo que respecta a la marcha de la pensión media este subió un 1,89% y se situó en los 906 euros al mes. La prestación más alta de todas es la de jubilación que asciende a 1.046,28 euros. La más baja la de orfandad, 375 euros. 

El hecho de que la pensión media crezca más del 0,25% de la revisión anual tiene que ver con que los nuevos pensionistas tienen mejores carreras de cotización (más años trabajados y bases de cotización más altas) que los que fallecen. Esto provoca una inercia al alza en la pensión media y, en consecuencia, en la nómina agregada mensual.

A este fenómino, conocido como efecto sustitución, hay que añadir otros dos que explican por qué crece el gasto total en pensiones al 3,1%: el 0,25% de la revisión anual y el mayor número de pensionies a pagar por la Seguridad Social.