Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llega el ‘All-you-can-fly’: barra libre de vuelos en jets para directivos

Nuevas plataformas ofrecen horas de vuelos ilimitadas en aviones privados tras el pago de un abono mensual

Un jet privado de JetSmarter.
Un jet privado de JetSmarter.

El negocio de los jets privados quiere ampliar sus fronteras. Tres compañías estadounidenses han empezado a ofrecer viajes en jets privados con paquetes de horas ilimitadas con el pago de una cuota fija mensual. RiseAir y SurfAir ofrecen paquetes de 1.900 dólares (más de 1.600 euros al cambio actual) para viajar en jets en Texas y California. JetSmarter, otra firma del sector, oferta rutas incluso hasta Europa. Y también la europea La Campagnie se ha apuntado a la carrera con diez paquetes de 35.000 euros para vuelos intercontinentales (en rutas París-Londres-Nueva York). Estas ofertas tienen ya apodo propio, es el All-you-can-fly que evoca el más conocido All-you-can-eat, el pago para acceder a buffet libres en restaurantes.

RiseAir y SurfAir son dos empresas emergentes que ofrecen paquetes de horas de vuelo ilimitadas en jets privados tras el pago de una cuota fija mensual de 1.850 y 1.950 dólares. Atraen sobre todo a una clientela de directivos que no pueden permitirse comprar un jet privado, pero que están interesados en viajar en uno de estos aparatos. Con el pago de un abono relativamente accesible, los viajeros pueden aprovecharse de las comodidades de un jet exclusivo y evitar las colas antes del embarque o retrasos de un vuelo comercial.

JetSmarter es otra plataforma de este tipo que amplía su oferta de All-you-can-fly a los viajes intercontinentales. Se trata de una aplicación que nació en 2013 y que ya tiene 4.000 suscriptores. Permite volar en jet privados en rutas entre Estados Unidos, Europa y Oriente Medio. Pide a sus clientes un abono anual de 10.000 dólares (8.861 euros al cambio actual), además de 5.000 dólares para darse de alta. Los clientes tienen acceso a algunos vuelos semanales sin costes añadidos o pueden elegir compartir pequeños jets con otros clientes, pagando un extra. La ruta que de momento está teniendo más éxito es la que conecta Nueva York con Florida, según informa el diario Wall Street Journal.

Interior de un jet de JetSmarter ampliar foto
Interior de un jet de JetSmarter

Compartir un jet

Otras dos firmas estadounidenses ofrecen un servicio similar. Es el caso de Jetsuite, que permite reservar vuelos en jets privados con la misma modalidad de una compañía comercial, por un precio incluido en una horquilla de entre 99 y 299 dólares (menos de 260 euros). En este caso los clientes deben averiguar si quedan asientos disponibles en los aviones que tienen de 4 a 30 asientos. Un servicio similar lo ofrece AirShuttle, otra empresa estadounidense con base en Cincinnati, que vuela en 30 rutas entre las ciudades de Nueva York, Chicago, Cleveland y Charlotte.

La europea La Campagnie también se ha apuntado a la moda del All-you-can-fly. Ofrece diez paquetes por 35.000 euros cada uno para volar durante un año sin limitaciones en vuelos exclusivos entre París, Londres y Nueva York. "La oferta Unlimited [sin límites, en inglés] responde a las necesidades de nuestros clientes más leales", explicó el director ejecutivo del grupo, Frantz Yvelin, en una entrevista al canal de televisión estadounidense CNBC. 

Más información