Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia alemana estudia abrir una investigación contra Volkswagen

Recogerá las denuncias contra el fabricante alemán por la manipulación de emisiones

Sede de Volkswagen en Wolfsburgo, este miércoles.
Sede de Volkswagen en Wolfsburgo, este miércoles. Bloomberg

La Justicia alemana estudia abrir una investigación por las acusaciones de manipulación de emisiones de vehículos diésel de Volkswagen, según ha indicado este miércoles la Fiscalía de Brunswick (en el Estado de Bajo Sajonia, que es accionista de Volkswagen). La Fiscalía ha señalado en un breve comunicado que procederá a "hacerse cargo y examinar todas las denuncias" presentadas en los últimos días por varios ciudadanos contra el fabricante de automóviles, con el objetivo de identificar a los "responsables" del fraude.

La investigación judicial correría en paralelo a la abierta por el Gobierno alemán, que el martes creó una comisión en el seno del Ministerio de Transportes para estudiar el caso. Según informó el titular de Transportes, Alexander Dobrint, responsables de esa comisión se encuentran ya este miércoles en la sede central de la empresa en Wolfsburgo. Su objetivo es "mantener las primeras conversaciones y revisar documentación" para aclarar el escándalo, según explicó Dobrindt, que señaló que Volkswagen les ha garantizado su total respaldo a las investigaciones.

El gigante automovilístico alemán ha admitido haber instalado un programa informático en motores diésel de alrededor de 11 millones de vehículos en todo el mundo con la intención de esquivar los controles de emisiones contaminantes. Antes de este anuncio, Volkswagen era ya objeto de investigación en Estados Unidos, donde el escándalo estalló el pasado viernes. Los Gobiernos de Corea del Sur, Italia y Francia también han anunciado el inicio de acciones para esclarecer la magnitud del fraude, mientras que Reino Unido ha pedido la apertura de una investigación a escala europea.

El presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, ha sido cuestionado en las últimas horas y su futuro podría decidirse próximamente, dado que el consejo de vigilancia de la empresa se ha reunido este miércoles para analizar las consecuencias del escándalo, sin que de momento se conozca ninguna decisión. Para gran parte de los accionistas, la posición de Winterkorn es insostenible. La compañía ha perdido 25.000 millones de euros de capitalización bursatil en solo dos días por el hundimiento de la acción un 35%.

La industria del automóvil, uno de los motivos de orgullo de Alemania, representa casi el 20% de las exportaciones del país y supone el 14% de su PIB. Dentro del sector, Volkswagen, con 200.000 millones de euros de ingresos anuales, 600.000 empleados y 12 marcas de camiones y coches, es el líder indiscutible. El grupo arrebató a Toyota el título de número uno mundial en ventas en el primer semestre de este año.

Más información