Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda pasa al Gobierno valenciano la multa por falsear el déficit público

El ministerio otorga dos meses a los responsables valencianos para pagar la deuda

El ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps (PP)
El ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps (PP)

El Ministerio de Hacienda ha remitido una carta al Gobierno de la Comunidad Valenciana, presidido desde junio por el socialista Ximo Puig, para reclamar los 19 millones de euros de multa impuesta por Bruselas por la manipulación del déficit de la Comunidad Valenciana durante los últimos 20 años. El ministerio fija dos meses de plazo para que el Ejecutivo de Puig pague la sanción o procederá a descontarla del sistema de financiación. Fuentes de la Generalitat recuerdan que la multa procede de irregularidades cometidas por los Gobiernos anteriores del PP. Y consideran injusto que tengan que pagarlo ellos.

El Consejo Europeo impuso el pasado 13 de julio una multa a España de 18,93 millones de euros por “negligencia grave” al no registrar determinados gastos sanitarios en la contabilidad pública de la Comunidad Valenciana, lo que provocó “una tergiversación” de los datos de déficit público remitidos en 2012 a Eurostat. En realidad, las irregularidades contables comenzaron en 1988 y se extendieron durante los mandatos de Joan Lerma (PSOE), Eduardo Zaplana (PP) y se intensificó bajo la presidencia de Francisco Camps (PP). “El gasto no registrado acumulado en diferentes años asciende a un total de 1.900 millones de euros”, según concluye la Comisión Europea en su investigación.

El plan de proveedores destapó el fraude

El Ejecutivo popular alega que destapó la manipulación estadística al revisar los datos enviados a Eurostat, la oficina estadística de Bruselas, porque el plan de pago a proveedores de 2012 había aflorado facturas sin contabilizar en la Comunidad Valenciana. Esto afectaba a la cifra del déficit y deuda de la Generalitat.

Bruselas no tardó en abrir una investigación. Envió misiones a Madrid y Valencia para aclarar el entuerto, que concluyó con la multa de 18,93 millones. Esta cuantía ya estaba rebajada porque Bruselas decidió sancionar a España tan solo por las irregularidades cometidas en 2011, cuando entró en vigor la norma que penaliza a un país por manipular sus cuentas como ocurrió con Grecia.

Aunque Hacienda ha recurrido la sanción no cuenta con muchas probabilidades de ganarla sobre todo con la reciente decisión del Tribunal Central de la Unión Europea que, esta misma semana, ha avalado la investigación de la Comisión Europea por el falseamiento de las cuentas de la Comunidad Valenciana.

"Qué paguen los que falsearon las cuentas"

Hacienda ha remitido una carta, con fecha 11 de septiembre, por la que comunica a los responsables de la Generalitat que disponen de dos meses para pagar el importe total de la multa más los intereses devengados. En caso contrario, “el Estado efectuará la compensación, deducción o retención con cargo a los importes satisfechos a la Comunidad Valenciana”. Es decir, descontará la multa de los fondos que corresponden a la Generalitat por el sistema de financiación. “Con carácter subsidiario, se llevará a cabo con cargo a transferencias, subvenciones y otras asignaciones de carácter finalista”, según figura en la carta remitida por Hacienda en la que explica que el Gobierno puede exigir legalmente las multas que le imponen a España por culpa de otra administración territorial

Fuentes del Ejecutivo valenciano recuerdan que la multa es fruto de 20 años de manipulación de las cuentas por parte del PP en detrimento de la sanidad pública y ocultando facturas en los cajones. “Nosotros no tenemos nada que ver. Que pague la multa el PP o el Gobierno de España busque a los responsables pero los valencianos, que pertenecen a una comunidad infrafinanciada, no tienen que pagar por la manipulación contable que hicieron otros”, explican desde la Generalitat, que recuerdan que el actual gobierno regional denunció durante años el descontrol y los excesos de las cuentas públicas valencianas cuando estaba en la oposición. "Qué paguen los que falsearon las cuentas".