Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McDonald’s subirá también el salario mínimo en EE UU

La cadena de restaurantes se suma así a los pasos dados por Walmart y Target en el comercio minorista

Restaurante de McDonald´s en Chesterland (Ohio).
Restaurante de McDonald´s en Chesterland (Ohio). AP

El gigante Walmart dio el paso a seguir a las grandes corporaciones estadounidense, al anunciar en febrero un incremento del salario mínimo que paga a los empleados en sus centros comerciales. Su rival Target se le sumó unas semanas después. Y ahora la que prepara un aumento del sueldo base es McDonald's, pero limitado a los cerca de 1.500 restaurantes que opera directamente en Estados Unidos. La iniciativa beneficiará así a 90.000 empleados. Las franquicias deciden libremente cómo pagan a sus empleados, por lo que crece la presión sobre los dueños.

McDonald's ultima el aumento justo cuando Steve Easterbrook cumple su primer mes como consejero delegado. El ejecutivo de origen británico asumió la gestión de la multinacional en un momento muy delicado, con las ventas cayendo en su mayor mercado, el estadounidense, y con la imagen muy dañada entre otros motivos por su política laboral de bajo coste. La iniciativa, de hecho, se anuncia con una nueva ronda de protestas preparada para el 15 de abril.

Ahora McDonald's contempla subir al menos un dólar al sueldo base fijado por ley en los lugares donde opera locales directamente. Así conseguirá elevar el salario mínimo a 9,9 dólares por hora trabajada de media (unos 9 euros), un 10% cuando se toma el nivel actual. De ahí se llegará a más de 10 dólares para final de 2016, como contempla también Walmart. Además, pagará días de vacaciones a los empleados que lleven un año trabajando.

Walmart y Target, por su parte, son las dos cadenas comerciales más grandes del país. En su caso, el incremento del salario mínimo que paga a sus empleados se hizo efectivo este primero de abril, hasta los nueve dólares por hora trabajada. TJMaxx y Marshalls lo harán también, pero la medida entrará en vigor en junio. McDonald's prepara la subida para el primero de julio próximo.

El salario mínimo en EE UU está estancado desde hace seis años en los 7,25 dólares a nivel federal, aunque en algunos Estados y ciudades ya están por encima. La Casa Blanca propone elevarlo hasta superar los 10 dólares. El argumento es doble. Por un lado, se considera que la recuperación económica permite este alza. Por otro, se presenta como una medida para reducir la desigualdad.

Además, estas compañías buscan contener la fuga de empleados a empresas o sectores mejor remunerados. El plan en cualquier caso, tendrá un alcance limitado ya que el 90% de los restaurantes operan bajo la fórmula de la franquicia y cada dueño es el que decide si sigue la política salarial de la matriz. En la actualidad hay 14.350 locales de los arcos dorados abiertos en EE UU. Es decir, no se espera que la medida aplaque las críticas de las organizaciones laborales.

Steve Easterbrook admite en una entrevista que sus restaurantes necesitan a gente más motivada trabajando, para así poder ofrecer un mejor servicio a los clientes y volver hacer la cadena relevante ante un consumidor que busca alternativas. Por eso considera el aumento de sueldo una parte “vital” del plan de reestructuración que tiene en marcha, y que va en paralelo a un cambio en el menú. La patata caliente pasa ahora a los dueños de las franquicias.

Más información