Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina suspende las importaciones de Procter&Gamble por evasión fiscal

El Gobierno de Cristina Fernández denunció a la multinacional por supuesto fraude tributario a través de una filial suiza

Ricardo Echegaray (derecha), titular del organismo argentino encargado de recaudar impuestos, en una imagen de archivo. EFEArchivo
Ricardo Echegaray (derecha), titular del organismo argentino encargado de recaudar impuestos, en una imagen de archivo. EFE/Archivo EFE

El Gobierno de Argentina suspendió este domingo la clave fiscal con la que opera en el país la multinacional Procter&Gamble (propietaria de marcas como Gillette, Ariel o Pampers, Head & Shoulders y Oral B), a la que acusa de haber evadido impuestos por valor de 138 millones de dólares (110 millones de euros) a través de una filial radicada en Suiza.

El organismo argentino encargado de recaudar impuestos, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) llegó a esa conclusión después de evaluar 2.608 operaciones de importación de maquinas de afeitar, pañales y otros artículos higiénicos. La AFIP difundió el domingo un comunicado en el que sostiene que “la empresa fugó divisas a sus firmas vinculadas en el exterior”, por lo cual “la maniobra podría constituir contrabando agravado”.

Ricardo Echegaray, responsable de la AFIP, declaró: “Hay que terminar con estas trampas de las empresas globales que implican una planificación fiscal nociva en las operaciones de comercio exterior (…). Las compañías globales no pueden gestionar sus ganancias engañando al Estado, evadiendo impuestos y fugando divisas ya que esta conducta irregular impide el desarrollo de la nación, privando a sus ciudadanos de recursos para los servicios públicos, salud, educación, justicia, transporte, jubilación y demás inversiones sociales”. Echegaray añadió que el objetivo principal del Gobierno es que la multinacional reintegre al Banco Central las divisas fugadas y que pague las sanciones aduaneras y los impuestos evadidos.

Por su parte, la compañía ha emitido un comunicado donde niega la evasión de tributos: “Procter&Gamble paga todos sus impuestos, en Argentina y en todo el mundo. Tomamos muy seriamente el cumplimiento de las leyes en la Argentina, y en todos los países en los que operamos, al igual que nuestra contribución con las comunidades en las cuales vivimos y trabajamos. No perseguimos prácticas fiscales e impositivas agresivas ni cuestionables, por cuanto las mismas no producen resultados sustentables”. La multinacional asegura que está trabajando con las autoridades “para buscar soluciones inmediatas”.