El bloqueo del crédito se come casi el 4% del PIB desde 2008

Solo EE UU y Alemania se han recuperado de la sequía de dinero prestado

El papel del crédito en la economía se suele comparar con el del sistema circulatorio en el cuerpo humano y este, en Europa, y especialmente en España, se ha envenenado con la crisis hasta el punto de merendarse un 4,7% de crecimiento del PIB desde 2008. Es el cálculo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha hecho en su informe sobre perspectivas globales de primavera, en el que analiza el impacto en la actividad de países que han sufrido crisis bancarias agudas: Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia y España.

España es, junto con Irlanda, el país más castigado por la sequía de crédito debido a la gran dependencia de las empresas a la financiación bancaria. Mientras que estadounidenses y alemanes se han recuperado de la crisis crediticia, el FMI apunta que la aplicación de políticas para reactivar el flujo financiero en el resto de países “podría incrementar su PIB un 2% o más”, según el estudio. Es por eso por lo que el Fondo no cesa de reclamar —a veces de forma extremadamente directa— al Banco Central Europeo (BCE) que suba las revoluciones de los estímulos monetarios. En concreto, desde 2008, según el FMI, los shocks que ha sufrido el sistema circulatorio de la economía ha llevado a contracciones en el PIB en Irlanda, Italia y España del 3,9%, 2,5% y 4,7%. Y eso a pesar de que la situación ha mejorado gracias a las inyecciones de crédito barato y al programa de compra de bonos del BCE, así como a los programas de rescate bancarios. Sin embargo, el problema queda lejos de estar solucionado para las empresas españolas, que el pasado febrero volvieron a ver bajar el crédito concedido por la banca, hasta un 11%, aunque las concesiones de nuevos préstamos hayan empezado a levantar cabeza.

Además, en lo más duro de la crisis financiera, el coste de un mismo crédito para una pyme española llegó casi a duplicar lo que pagaba una alemana.

Más información

Si volviéramos al escenario financiero previo a la crisis, el PIB podría crecer un 4,7% en España con respecto al primer trimestre de 2008, un 3,9% en Italia, un 2,5% en Irlanda y un 2,2% en Francia. La cuestión es si el escenario es deseable, porque es aquel extraordinario aumento del crédito en España, motor de la burbuja inmobiliaria, uno de los grandes precursores de esta crisis. Los propios expertos del Fondo parecen darse cuenta de ello al concluir su análisis con la advertencia de que “las políticas para volver a la situación crediticia de 2008 pueden no ser aconsejables desde el punto de vista financiero dada la posibilidad de que las condiciones crediticias precrisis reflejaron el excesivo endeudamiento bancario y la toma de riesgos excesiva”.

Una situación que reduzca en un 10% los niveles habituales de flujo crediticio, similar a lo experimentado con la caída de Lehman Brothers en 2008, tiene un efecto negativo del 2,2% en el PIB real en España, más que en Alemania (1,8%) y por debajo de Irlanda (4%). El efecto es mucho más inmediato en la economía francesa, alemana e italiana, donde la mayor contracción del PIB se alcanza en seis trimestres, mientras que en EE UU, España e Irlanda la actividad se mantiene congelada hasta unos 16 trimestres después.

Sobre la firma

A. Mars (ENVIADA ESPECIAL)

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción