Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ontiveros: “La brecha digital limita la mejora de la productividad”

Adei y Afi presentan el primer estudio sobre la digitalización de la economía española

La mayoría de las empresas son pymes, con un grado de penetración de Internet muy bajo

Andrés Pedreño y Bárbara Navarro, director y presidenta de Adei, junto a Emilio Ontiveros.
Andrés Pedreño y Bárbara Navarro, director y presidenta de Adei, junto a Emilio Ontiveros.

El primer estudio que evalúa el impacto de Internet en el rendimiento de la economía ya está disponible. Sus resultados, sin embargo, no son alentadores. La digitalización de la economía española: Diagnóstico sobre los obstáculos que limitan su desarrollo, realizado en colaboración entre Adei (Observatorio para el Análisis y el Desarrollo Económico de Internet), Afi (Analistas Financieros Internacionales) y el Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante, indica que la brecha digital entre España los países avanzados se va acortando, pero todavía persiste y atrasa la modernización de la economía. Con ello, advierten, se aplaza la consecuente mejora de la productividad.

Un 27% de los españoles entre 16 y 74 años nunca se ha conectado a Internet

Los datos lo dejan claro: "En España la economía digital representa solo el 2,5% del PIB, mientras la media europea es del 3,8%". Bárbara Navarro, presidenta de Adei y directora de Google para las políticas y los asuntos públicos del sur de Europa, ha introducido así el estudio. El documento analiza el impacto de Internet en tres ámbitos concretos: la modernización del sector público, el mundo empresarial y formación con base tecnológica.

Pese a estar lejos de los resultados experimentados por los países anglosajones y nórdicos, España ha logrado mejoras importantes en la última década, sobre todo en el ámbito de la digitalización de la administración publica. Pese a ello, todavía hay margen de mejora en términos de transparencia y big data, señala el informe. Es más, en cuanto a la alfabetización digital y al desarrollo de "empresas inteligentes", el recorrido sigue siendo muy largo.

Tres de cada diez microempresas no estaban conectadas a la red en 2012

Emilio Ontiveros, presidente de Afi, ha detallado que "son las pequeñas y medianas empresas las que contribuyen a la balanza comercial del país", ya que representan alrededor del 95% del tejido empresarial español —sobre un total de cerca de tres millones—. La atomización y la especialización de la economía impiden que Internet se convierta en un "impulsor del emprendimiento", porque su grado de penetración en este escenario es muy limitado —tres de cada diez microempresas no estaban conectadas a la red en 2012, y de las que contaban con una conexión, solo el 28,6% disponía de página web, recoge el estudio—. ¿Las consecuencias? "Costes más elevados, impedimentos para crear economías de escalas que permitan aumentar la competitividad a nivel internacional", ha explicado Ontiveros. A esto se añaden la dificultades para impulsar nuevos modelos de negocio, como el comercio electronico, y reinventar los tradicionales.

En cuanto a la alfabetización digital, el estudio señala que un 27% de los españoles entre 16 y 74 años nunca se ha conectado a Internet, porcentaje que no supera los dígitos en los países nórdicos. "La Unión Europea", advierte Navarro, "ha anunciado que en 2015 habrá más de 900.000 puestos de trabajo sin cubrir por falta de competencia digitales".