Extremadura pone en marcha nuevas ayudas fiscales

Monago aprueba nuevas medidas para fomentar la natalidad, proteger a los viudos y facilitar la escolarización temprana

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha anunciado este viernes un nuevo paquete de ayudas fiscales y sociales. Extremadura pagará 1.400 euros por nacimiento a las familias de rentas bajas que estén empadronados en municipios de menos de 3.000 habitantes. Las familias del 83% de las localidades extremeñas se verán beneficiadas. El Gobierno extremeño también pondrá en marcha una deducción en el impuesto sobre la renta para personas viudas de entre 100 y 200 euros, que no será compatible con la deducción por trabajo dependiente.

“Seguimos con nuestra hoja de ruta con nuevas rebajas fiscales”, ha señalado Monago durante el consejo del Gobierno regional celebrado este viernes en Plasencia.

Estas ayudas fiscales se suman a la rebaja en el tramo autonómico del IRPF que el Gobierno de Monago reducirá el tramo autonómico del IRPF a quienes tengan rentas inferiores a 24.000 euros al año. Aunque la medida es básicamente simbólica, solo supone una rebaja de 23 euros para las 430.000 personas beneficiadas, coloca a Extremadura como la primera comunidad que baja este impuesto en esta segunda fase de la recesión. Madrid ya lo redujo en 2010. La comunidad gobernada por Monago también se rebeló contra la subida del IVA cultural (pasó del 10% al 21%) estableciendo una serie de ayudas al sector y aprobando deducciones en el IRPF para material escolar. Extremadura facilitará el acceso a los centros de educación infantil con otra ayuda para los gastos de escolarización para los niños de hasta tres años mediante una deducción en el tramo autonómico del IPRF del 10% de los gastos con un máximo de 220 euros. La medida afectará a contribuyentes con una renta inferior a 24.000 euros.

Las decisiones fiscales de Extremadura levantan suspicacias en otras comunidades que consideran que ellos no pueden bajar impuestos porque ellos no tienen margen presupuestario. "Fuimos los primeros en bajar los impuestos y muchos nos criticaron por ello. Pero nosotros tenemos una clara política y sostenemos nuestro principio de justicia redistributiva en materia fiscal y en la rebaja sustancial de la carga fiscal a las empresas y los emprendedores", dijo Monago consciente de que sus medidas generan debate. "Esa es nuestra política fiscal. Una fiscalidad progresiva, en la que quienes tienen más capacidad sean los que más aporten, y que los emprendedores y las empresas encuentren en esta región realidades de estímulo, también desde el punto de vista tributario", añadió durante su intervención tras el consejo de gobierno regional.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

J. S. GONZÁLEZ

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS