Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UE PESCA

La UE y Marruecos firman un acuerdo de pesca para los próximos cuatro años

El pacto permitirá faenar a 126 barcos, de los cuales alrededor de 100 son españoles

Pescadores marroquíes faenan en Rabat.
Pescadores marroquíes faenan en Rabat. EFE

Marruecos y la Comisión Europea han firmado hoy en Rabat un acuerdo de pesca por los próximos cuatro años, que permitirá faenar a 126 barcos europeos, de los que un centenar son españoles. El pacto, alcanzado por la comisaria de Pesca Maria Damanaki y el ministro marroquí del ramo, Aziz Ajanuch, costará a la Comisión 40 millones de euros anuales —frente a los 36,1 millones en que estaba valorado el anterior—, a cambio de mayores cuotas de capturas. y no será de aplicación inmediata, sino que deberá esperar varios meses de tramitación parlamentaria.

El pacto —que no será de aplicación inmediata, sino que deberá esperar varios meses de tramitación parlamentaria. — permitirá a la flota comunitaria con intereses en la zona, sobre todo la española, regresar a unos caladeros que le fueron cerrados hace casi dos años.

Entonces, el Parlamento Europeo vetó el acuerdo consensuado inicialmente por las partes al considerar que existían dudas sobre su rentabilidad económica, su sostenibilidad y sobre el respeto de los Derechos fundamentales del pueblo del Sáhara occidental. Precisamente la cuestión del Sáhara occidental y la contrapartida económica que la UE deberá pagar a Rabat por acceder a las aguas gestionadas por Marruecos han sido los principales escollos de una negociación que ha estado aparcada durante meses.

El problema económico residía en que Damanaki consideraba que debían pagarse menos de los 36 millones de euros que concedía el convenio anterior. Mientras, la parte marroquí entendía que con las mejoras técnicas incorporadas, los buques europeos pescarán más y, por tanto, la compensación económica debía ser también más elevada. España, cuya flota es la principal interesada en este régimen pesquero, ha sido el país que más ha presionado a Bruselas para resolver las diferencias con Rabat y resolver a la mayor celeridad un pacto pesquero que permita al sector volver a faenar.

Por su parte, las dificultades relacionadas a la situación del Sáhara occidental tienen que ver con las garantías de respeto de los Derechos Humanos y del Derecho internacional que se piden a Marruecos. Rabat ve con reticencia dar explicaciones detalladas del uso que daría a los fondos comunitarios percibidos por permitir la pesca en su caladero. El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha resaltado que el acuerdo incluirá mejoras técnicas que lo harán "muy interesante" para los pescadores españoles.

"Nuestra valoración es muy positiva, sobre todo teniendo en cuenta que hay una flota que lleva amarrada desde diciembre de 2011 y, si se aprueba hoy, tenemos que poner en marcha todos los mecanismos para que entre en vigor lo antes posible", ha dicho el ministro. Arias Cañete ha apuntado, no obstante, que estos acuerdos tendrán que pasar aún por el Parlamento Europeo, que ahora tiene poder de codecisión y tendrá que respaldarlos y, en este sentido, ha recordado que la última vez la Eurocámara lo rechazó.