Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inspectores piden poder pagar a confidentes y actuar de incógnito

La Organización de Inspectores Fiscales (IHE) presenta un plan contra los paraísos fiscales. Reclaman un NIF nacional para todas las entidades que operen en España

La asociación mayoritaria de los inspectores fiscales presentó ayer una batería de medidas para combatir las prácticas de los paraísos fiscales y reducir el fraude tributario. Entre las propuestas más destacadas piden poder pagar a los confidentes y poder actuar de incógnitos en procesos de investigación contra el fraude.

La Organización de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) reclama al Gobierno que “regule el pago a confidentes para supuestos de denuncia de delitos fiscales y las actuaciones de la inspección sin conocimiento del obligado tributario”. Los inspectores recuerdan que ya existe una normativa similar para perseguir las operaciones de contrabando y ponen de ejemplo el caso de la Agencia Tributaria alemana que pagó 7,3 millones de euros a un empleado de un banco de Liechtenstein para que facilitara información que sirvió para destapar a 1.000 defraudadores y recaudar más de 7.000 millones.

Un informe de la organización sin ánimo de lucro dedicada a la investigación del fraude fiscal internacional Tax Justice Network calcula que una décima parte del PIB mundial, entre 21 y 32 billones (con b) de euros está oculto en territorios off-shore, como se conoce en el argot financiero a los paraísos fiscales.

La Organización de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha presentado una batería de 17 medidas para frenar el auge de estos territorios off-shore. Reclaman que se les permita actuar de incógnito para obtener información sobre los fraudes. Actualmente es obligatorio la identificación que impide la correcta investigación de “conductas infractoras como el ofrecimiento de productos o servicios sin IVA”.

Otras medidas pasan por eliminar el secreto bancario, generalizar los acuerdos FATCA, que obligan a las entidades financieras extranjeras con fondos de ciudadanos españoles que informen a la Agencia Tributaria. También piden un NIF local obligatorio para operar en nuestro país que impida las actividades de entidades situadas en paraísos fiscales. Además, reivindican que se obligue a los bancos que proporcionen información sobre la identidad de los clientes de sus filiales en paraísos fiscales (las 35 empresas del IBEX tienen sucursales en estos territorios). Por eso, piden que las empresas identifiquen a los clientes de filiales y sucursales en estos centros de negocios opacos. Otra de las propuestas consiste en establecer una tasa sobre transacciones financieras internacionales.

Los inspectores reclaman, además, que se establezca la responsabilidad solidaria de despachos y entidades bancarias que comercialicen con productos diseñados con técnicas de ingeniería fiscal. Y regular la denuncia tributaria para los casos en los que el denunciante obtenga una parte de la sanción que se imponga.