Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

AB InBev supera el bloqueo de EE UU para comprar al fabricante de Coronita

La multinacional cervecera belga llega a un principio de acuerdo con el regulador de EE UU

La absorción del grupo Modelo, pendiente ahora de la autorización definitiva de México

Tras dos meses de negociaciones, la multinacional cervecera Anheuser-Busch InBev tiene ya un principio de acuerdo con el regulador de la competencia en EE UU para proceder a la compra del negocio de la mexicana Grupo Modelo, en una operación valorada en 20.100 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros). El Departamento de Justicia la bloqueó a final del pasado mes de enero.

Aunque la solución definitiva del contencioso no se espera hasta dentro de dos semanas, el tiempo que se necesita para poner en reglas todo el papeleo legal, el pacto permitirá al dueño de Budweiser y Stella Artois seguir adelante con la operación que le permitirá comprar la parte que aún no controla en de la sociedad que produce la popular Corona y Coronita Extra.

La operación por el 49,6% restante de Modelo se anunció en junio, al poco de que el grupo belga comprara la Cervecería Nacional Dominicana. Para superar el bloqueo se desprende de una serie de activos, como vender a su rival Constellation Brands la planta embotelladora de Piedras Negras y le pasa los derechos para importar las cervezas de Modelo en EE UU.

Ya antes del veto Constellation Brands ofreció adquirir Crown Imports, la sociedad que utiliza la cervecera mexicana para comercializar en EE UU sus marcas más populares. Tras limar los últimos flecos legales, la operación deberá ser aprobada por un juez y por el regulador de la competencia en México. La belga tuvo ingresos por valor de 39.800 millones en 2012.