Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aprueba sin consenso que las ETT puedan hacer contratos de formación

La decisión, que el Ejecutivo aprueba sin pacto, provoca dudas e indignación entre los sindicatos

Una larga cola ante una oficina del INEM de Madrid
Una larga cola ante una oficina del INEM de Madrid EFE

El Gobierno ha aprobado el viernes por real decreto ley las llamadas “medidas urgentes” de la estrategia de empleo juvenil que el ministerio encabezado por Fátima Báñez pretende aplicar hasta el final de la legislatura. A pesar de que el Ejecutivo ha indicado que el plan se ha elaborado con la colaboración de los agentes sociales, un par de inclusiones de última hora han provocado reacciones indignadas entre los sindicatos.

La más relevante es la posibilidad de que las empresas de trabajo temporal puedan hacer contratos de formación. Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT, consideró que la medida muestra que el plan, “una enmienda a la última reforma laboral del Gobierno”, en su opinión, no servirá para fomentar la contratación formativa: “Si una empresa no hacía contratos de formación por su cuenta no va a pasar a hacerlo pagando una comisión a la ETT”.

Paloma López, responsable saliente de Empleo de CCOO, afirmó en rueda de prensa que la medida “pretende dar trabajo a las ETT”. Fuentes del Ministerio de Empleo argumentaron que la decisión no está dentro de la estrategia del Ejecutivo y, por lo tanto, “no hacía falta” consultarlo con los agentes sociales.

El real decreto ley, anunciado tras el Consejo de Ministros el viernes por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, implanta 11 medidas consideradas de “alto impacto” de las cien que conforman el proyecto del Ejecutivo.

Entre ellas están iniciativas como la posibilidad de hacer un contrato en prácticas para jóvenes de hasta 30 años que busquen su primer empleo. Hasta ahora, el plazo para firmar esta clase de contrato era un máximo de cinco años tras la finalización de los estudios. También se ha incluido como causa para la contratación eventual el mero hecho de que el trabajador sea menor de 30 años, esto es, una descausalización de facto del contrato eventual. También se contemplan un incentivo a la contratación por tiempo parcial para los parados jóvenes que o no tengan un empleo anterior, o que procedan de sectores con baja demanda como la construcción o que lleven más de un año en paro.

Casi la mitad de las medidas aprobadas tienen que ver con el fomento de los emprendedores y fueron anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el miércoles. El Gobierno también insistió en que las medidas responden a las recomendaciones de la Unión Europea, que ha mostrado su preocupación por el paro juvenil en Europa, y particularmente en España, donde, según la última EPA, supera el 55%.

Fuentes del Ministerio de Empleo afirman que la contribución europea a la financiación del plan ronda un tercio del total de 3.485 millones de euros a emplear en cuatro años.