Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos fiscales del Estado crecen un 4,2% en 2012 y cumplen el Presupuesto

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, asegura que la recaudación por impuestos rondó los 168.000 millones

La recaudación por los ingresos tributarios del Estado ascendieron el año pasado a cerca de 168.000 millones de euros, un 4,2% más que el año anterior, según ha avanzado esta mañana el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre. Este dato se ajusta a lo estimado por el Gobierno en los Presupuestos Generales de 2012. Hacienda esperaba obtener 167.797 millones de los impuestos, un 4,3% más que los 160.890 millones que recaudó en 2011.

Ferre ha manifestado la satisfacción del Gobierno por los ingresos obtenidos. Ferre ha explicado que el Gobierno ha podido cumplir los presupuestos gracias a las medidas que se han ido aprobando a lo largo del año. El Ejecutivo de Mariano Rajoy impulsó en 2012 una de las mayores subidas fiscales de las últimas décadas. Comenzó la legislatura con una subida del Impuesto sobre la Renta, modificó el impuesto de sociedades para eliminar la libertad de amortización, la deducción de los gastos financieros y para establecer un nuevo pago fraccionado. El Gabinete de Rajoy también aprobó nuevas subidas en los impuestos especiales sobre todo en el tabaco y aunque se resistió durante buena parte del ejercicio en julio decidió subir el IVA, cuya recaudación caía hasta entonces más de diez puntos porcentuales. “Se han movilizado un importante nivel de recursos" lo que tiene impacto en la actividad y en la credibilidad de la economía española, ha indicado el secretario de Estado.

Ferre insistió en que se trata de una "buena noticia que, con el sacrificio de los españoles en todas sus facetas, tanto empresas como particulares, se haya podido cumplir el objetivo de ingresos". Y, ha proseguido “supone una “cifra muy importante” para cumplir el objetivo de déficit público fijado en el 6,3% del PIB en 2012 comprometido con Bruselas. El responsable de los ingresos públicos evitó avanzar la cifra de déficit del Estado “porque se está cerrando”.

En realidad este dato de ingresos tributarios permite al Gobierno aproximarse a esa meta aunque habrá que esperar a conocer la desviación en que ha incurrido la Seguridad Social (han caído las cotizaciones y ha aumentado el gasto) y las comunidades autónomas. A pesar de todo, el Gobierno espera que el déficit público del conjunto de las Administraciones Públicas ronde el 7% del PIB, dos puntos menos que en 2011 a pesar de la fuerte recesión en que está inmersa España (la economía retrocedió un 1,3% el año pasado).

"Paso a paso, pero las cosas están cambiando", ha dicho Ferre, quien ha agregado que hay datos que permiten afirmar que los inversores confían ahora más en España que en 2012, como las subastas que ha celebrado el Tesoro o la financiación empresarial. “Tengo la seguridad de que los inversores confían más que el año pasado”, ha dicho.