Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno culpa a la herencia recibida de la dificultad para hacer negocios

El secretario de Estado de Comercio dice que entre 2004 y 2011 era más complicado todavía

Las estadísticas del Banco Mundial, sin embargo, muestran que en esa etapa se mejoró

Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Economía, defendía ayer que la caída de posiciones de España en el ranking de Doing Business 2013 y en el resto de clasificaciones importantes a nivel internacional es responsabilidad exclusiva del anterior Gobierno. España ocupa el puesto 136º de los 185 países examinados por el Banco Mundial en su informe Doing Business, que recoge datos hasta junio de este año, tres puestos por debajo del año pasado. Hacen falta 10 trámites y 28 días, un coste equivalente al 4,7% de la renta por habitante y un capital mínimo que representa un 13,2% de esa renta por habitante. "Antes de 2004 España aparecía bien posicionado. Pero desde ese año y hasta el año pasado, España se fue despeñando", justificó este martes el secretario de Estado.

Pero lo cierto es que en el estudio de 2004 del Banco Mundial no se incluyó un ranking general que aglutine todos los elementos que ahora se analizan. Pero si se observan los parámetros más importantes, entre 2004 y 2012 no empeoraron, sino más bien lo contrario. En 2004, por ejemplo, en España eran necesarios 114 días para poner en marcha un negocio (esas cifras están recogidas en el informe 2005). Era la cifra más alta de todos los países de la OCDE. En ese momento países como Venezuela exigían 141 días o Haití, 202 días. Al finalizar la etapa socialista, es decir, en 2011 y medido en el informe 2012, eran necesarios 28 días, los mismos que este año (las cifras del informe 2013 recogen estadísticas hasta junio de este año).

En cuanto a otras variables, también mejoraron entre 2004 y 2011. Por ejemplo, el coste equivalente de la renta por habitante para poner en marcha un negocio era en 2004 del 17% frente al 4,7% de 2011. El capital mínimo necesario también cayó, del 16,9% de renta por habitante al 13,2%. El número de días necesarios para levantar la eprsiana seguí siendo en 2011 de los más elevados de la OCDE, pero dejaba a tras a buena parte de Latinoamérica y África.

García-Legaz también justificó que España haya caído puestos este año alegando que España sí ha mejorado, pero el resto de países mejoran todavía más. "España avanza, pero esto es una carrera y los demás también corren", señaló. Aun así dijo que "todavía quedan muchas reformas que se están implementando o ultimando ahora y que supondrán un impulso para la posición española". El secretario de Estado recordó que es él quien ha impulsado una normativa para la licencia express, que facilita la puesta en marcha de los comercios. El objetivo anunciado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy es que se pudiera abrir un negocio en solo 24 horas.