Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLAN REFORMAS

Las reformas que llegan: Competitividad, unidad de mercado y control del déficit

El Gobierno presenta el plan con el que prevé cumplir con las recomendaciones de Bruselas

El ministro de Economía, Luis de Guindos, junto con Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. Ampliar foto
El ministro de Economía, Luis de Guindos, junto con Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El Gobierno aprobó ayer un plan de reformas que aplicará en el próximo semestre para ganar competitividad, generar empleo y facilitar el crecimiento, según explicó ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría al término del Consejo de Ministros.

El plan, ajustado a las exigencias de Bruselas, se concretará en 43 nuevas leyes que se irán remitiendo al Parlamento en los próximos meses para su aprobación. Entre todas ellas destacan una nueva Ley del Sector Eléctrico (primer trimestre de 2013); una nueva Ley General de Telecomunicaciones que estará lista antes de fin de año y una ley de Garantía de la Unidad de Mercado “para asegurar la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios en todo el territorio nacional”

Las principales reformas anunciadas tendrán que ver también, señaló la vicepresidenta, con la reforma y calendario a aplicar en el sistema financiero; el control de las cuentas públicas mediante la creación de una autoridad fiscal independiente; el desarrollo de la reforma laboral; nuevas medidas de reforma de las Administraciones Públicas; fomento de la unidad de mercado; nuevas facilidades para los emprendedores y medidas de liberalización en los sectores energético, de servicios y de telecomunicaciones. Las reglas con las que funcionará la nueva autoridad fiscal independiente, encargada “de anticipar desvíos” en los presupuestos de las administraciones y velar por su transparencia, estarán aprobadas en el primer trimestre del año próximo, según detalló el ministro de economía, Luis de Guindos.

Como parte también de las reformas tendentes a superar el estado comatoso de la economía figura la creación de la llamada Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que agrupará con la actual Comisión Nacional de la Competencia (CNC) a los reguladores de las telecomunicaciones (CMT) y de la energía (CNE). Esta simplificación, explicó Sáez de Santamaría, ahorrará 30 millones de euros y proporcionará mayor seguridad jurídica.

En el apartado laboral, el desarrollo de las reformas incluirá la creación de una comisión tripartita, formada por empresarios, sindicatos y Gobierno para resolver los desacuerdos en la aplicación de los convenios colectivos. Se denominará Comisión Consultiva Nacional Convenios Colectivos y servirá como “último recurso” para resolver los conflictos. Según la vicepresidenta, con el nuevo organismo se “acabará la vía muerta en los convenios”.

El plan de reformas, que toca aspectos educativos como la formación profesional y hasta judiciales —se anuncia nueva Ley de Registro Civil y reforma del código penal para eliminar las faltas— contempla la liberalización de los servicios profesionales. Guindos detalló en este apartado que se va a revisar la obligación de la colegiación excepto para aquellas actividades profesionales en las que lo justifique “el interés general”.

En el transporte también se van a adoptar medidas. A partir de julio de 2013, si se cumple lo previsto, se abrirá al mercado el tráfico de viajeros por ferrocarril. Antes, se habrá reformado la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres para “aportar mayor transparencia y control al transporte por carretera”.

Prácticamente ningún sector queda al margen del empeño reformador del Ejecutivo. A falta de más precisiones se anuncia, por ejemplo, una “simplificación de los procedimientos de evaluación medioambiental a que se someten las actividades profesionales, empresariales e industriales” y una “revisión de la normativa sobre montes y sobre patrimonio natural”. Hasta la cadena alimentaria tendrá su medida reformista en forma de “ley de medidas para la mejora de su funcionamiento”.