España pedirá compensaciones por los recortes en las ayudas comunitarias

La propuesta de presupuestos hasta 2020 deja fuera de los fondos a cuatro comunidades El país podría pasar a convertirse en contribuyente neto a las arcas europeas

Una cosechadora en un campo de maíz.
Una cosechadora en un campo de maíz.Nati Harnik (AP)

Los responsables de Asuntos Europeos de los Veintisiete discutirán este lunes los recortes que propone la presidencia chipriota en el presupuesto de la UE para el periodo 2014-2020, y que ponen en riesgo las ayudas europeas a Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia, ya que las negociaciones podrían acabar convirtiendo a España en contribuyente neto a las arcas. Sin embargo, el Gobierno ha avanzado que pedirá compensaciones a los duros ajustes puestos ya en marcha contra el déficit para evitar que el recorte agrave la recesión económica.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha asegurado España mantendrá una postura "crítica" frente a la propuesta. "No sería lógico imponer sacrificios adicionales, por lo tanto, en el Consejo tenemos que fijar una posición española crítica con las propuestas negociadoras que la presidencia chipriota ha puesto encima de la mesa", ha resumido Arias Cañete en relación a la fuerte crisis económica que atraviesa España y que se ha visto agravada por los recortes contra el déficit puestos en marcha por el Gobierno.

De hecho, el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, ha avanzado que el Gobierno pedirá que la UE compense los recortes y el "sólido ajuste" que incluirán en las cuentas del Estado para 2013 que presentan esta semana manteniendo las ayudas comunitarias. "La idea según la cual los ajustes nacionales deben corresponderse con ajustes presupuestarios a nivel europeo es incorrecta", ha dicho. "Yo creo en el efecto multiplicador del presupuesto comunitario", ha defendido al mismo tiempo que ha reprochado que, por este motivo, contradice la agenda de crecimiento que aprobaron en junio los líderes europeos. "Hay que tener en cuenta la crisis económica que estamos padeciendo y ayudar a los países que están en una peor situación", ha insistido.

El debate sobre el presupuesto comunitario supone el inicio de la recta final de las negociaciones sobre las próximas perspectivas financieras. La presidencia chipriota pretende que los líderes europeos cierren un acuerdo en la cumbre extraordinaria del 22 y 23 de noviembre y que la Eurocámara lo ratifique antes de fin de año.

España se convertirá muy probablemente por primera vez en contribuyente neto a las arcas de la UE por escaso margen. Pero si salen adelante los recortes que quieren muchos países en política regional y agricultura, que alegan el contexto de crisis, su saldo neto podría empeorar considerablemente.

Más información

La última propuesta de compromiso de la presidencia chipriota, que todavía no contiene cifras, reclama recortes en todas las partidas sobre la propuesta inicial de la Comisión, que preveía un gasto de la UE durante el periodo 2014-2020 de 971.000 millones de euros, un 5% más que en las actuales perspectivas financieras. "Llevan ventaja los países que quieren recortar el presupuesto", han explicado fuentes diplomáticas.

La propuesta pone en duda que vaya a haber ayudas específicas para las denominadas "regiones en transición", aquellas que tienen un nivel de riqueza por habitante de entre el 75% y el 90% de la media de la UE. Ello significa que Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia perderían la mayor parte de las subvenciones, en contra de la propuesta inicial de Bruselas que preveía mantener dos tercios de los fondos que reciben actualmente.

En la misma situación se encuentra Murcia, aunque su nivel de ayudas es inferior ya en el actual periodo dejó de ser objetivo prioritario de la política regional al superar el 75% del PIB medio de la UE. Por su parte, Extremadura mantendrá las subvenciones del actual periodo 2007-2013 por encontrarse todavía por debajo del umbral del 75%.

A este respecto, Méndez de Vigo pedirá que, a la hora de calcular las ayudas a las regiones, se usen los datos sobre PIB más actualzados para tener en cuenta el impacto de la crisis y que se revisen a mitad del periodo. También ha pedido que se mantengan las ayudas específicas para Canarias, en tanto que región ultraperiférica, y para Ceuta y Melilla.

La mayor parte de los países contribuyentes netos al presupuesto de la UE, como Reino Unido o Países Bajos, pide suprimir las ayudas específicas a las regiones en transición, según fuentes diplomáticas. Pero España está preparada para dar una "batalla importante" y podría contar a Alemania como aliada porque también tiene regiones en esta situación.

Otra partida en riesgo es la destinada a la política agrícola común. En este caso, el principal aliado de España es Francia, uno de los principales beneficiarios de esta política, aunque también cuenta con el respaldo de Portugal o Polonia para luchar por las ayudas a la leche. El documento de negociación recoge la propuesta de la Comisión de congelar en el futuro las ayudas europeas a los países con déficit excesivo que no apliquen las recomendaciones de la UE para corregir la situación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción