Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS DE DEUDA EUROPEA

Guindos debatirá el rescate antes de un mes

El ministro avanza que se “definirá el procedimiento” a mediados de septiembre

Pide al BCE que compre deuda española "sin límites"

El ministro de Economía, Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos EFE

La petición de ayuda al fondo de rescate para aliviar la presión de los mercados sobre España, y la intervención del Banco Central Europeo (BCE) —que se antoja decisiva—, están más cerca. El ministro de Economía, Luis de Guindos, detalló en una entrevista con la agencia EFE, el calendario que maneja el Gobierno español. Según sus cálculos, antes de un mes, el Eurogrupo debatirá “cuál es el procedimiento”. Después, solo restará que el Ejecutivo de Mariano Rajoy haga la solicitud formal de ayuda y comience la negociación de las condiciones.

El calendario de Guindos parte de que el Consejo de Gobierno del BCE habría detallado antes, en su reunión del 6 de septiembre, hasta donde está dispuesto a llegar para evitar la enorme disparidad en las primas de riesgo en la zona euro. El ministro de Economía sostiene que la entidad que preside Mario Draghi aclarará en esa reunión qué “operaciones en el mercado abierto, de un tamaño adecuado para alcanzar el objetivo” está dispuesto a adoptar, como anunció el presidente del BCE el 2 de agosto. Draghi admitió entonces que la compra de bonos en el mercado secundario, una línea abandonada desde febrero, es una de las opciones que el Eurobanco estudia.

El BCE condicionó su posible intervención a que los Gobiernos afectados (en este caso, el Ejecutivo de Rajoy) solicitasen antes la ayuda de fondo de rescate para que también compre bonos y contribuya así a enfriar la prima de riesgo. El fondo, formado por los gobiernos de la zona euro, tiene la potestad de establecer condiciones (ajustes presupuestarios, reformas) como contrapartida al rescate. Y eso es lo que el BCE quiere asegurarse. “Nuestra función no es sustituir a los Gobiernos”, insistió Draghi tras el último Consejo de Gobierno del BCE.

Un día después, el 3 de agosto, Rajoy abrió la puerta a la petición de ayuda al fondo de rescate“Haré lo que convenga al interés general de los españoles”—, pero pidió saber antes los planes del BCE. Ayer, Guindos, en la entrevista con Efe, dio por hecho que esos detalles se conocerán en el Consejo de Gobierno del 6 de septiembre, día en el que el presidente español y la canciller alemana, Angela Merkel, han programado una reunión en Madrid.

En septiembre, los detalles

Después, señaló, Guindos “en el Eurogrupo y el Ecofin que tendrán lugar en la segunda semana de septiembre se definirá cuál es el procedimiento, cuál es el marco. A partir de ahí, el Gobierno español lo considerará, analizará las alternativas disponibles, lo que está ofreciendo el Banco Central Europeo”. El brusco descenso de la prima de riesgo española en las últimas semanas, anticipa que, a ojos del mercado, es más que probable que España formalice entonces la petición de rescate.

Aun así, el ministro de Economía quiso enfatizar lo que espera de la intervención del BCE en el mercado de bonos, todavía en estudio. “Tiene que ser una cantidad que no deje la más mínima duda, el más mínimo resquicio a la incertidumbre. Son intervenciones que tienen que ser contundentes, a las cuáles no se puede poner límite, o no se puede explicitar al menos la cuantía con la que se puede intervenir y durante cuánto tiempo”. afirmó.

Guindos, quien también abogó porque el BCE afronte los problemas derivados de su condición de acreedor preferente, no tuvo reparo en abordar el conflictivo asunto de si esta petición de ayuda implica nuevas condiciones, tras las ya fijadas por Bruselas por el rescate de la banca y la ampliación del plazo para reducir el déficit. “Esto no es tanto un tema de nuevas condiciones, como dijo el Fondo Monetario Internacional, España está haciendo sus deberes de una forma clara, tanto en la consolidación fiscal como en las reformas estructurales, sino de cómo se implementa, cómo se concreta”

El Gobierno defiende que el nuevo rescate no impondrá nuevas condiciones, pero de concretarse multiplicará la fuerza de las exigencias de Bruselas, sobre todo ante eventuales desvíos del déficit público. El ministro de Economía confirmó que el Ejecutivo negociará con agentes sociales y partidos cómo limitar la jubilación anticipada. Y entreabrió la puerta a la aprobación de nuevos ajustes, no por el rescate, pero sí para preservar los comprosisos del déficit. “De alguna forma [las condiciones] ya están muy definidas”, indicó, “desde un punto de vista genérico están aceptadas como suficientes y adecuadas”.

Los mercados, al ritmo de Draghi

Esther Tejedor

Desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, anunciara el 26 de julio que el Eurobanco “haría lo que fuera necesario para sostener el euro”, ha aflojado la presión de los mercados sobre España. Más aún esta semana, en la que la Bolsa consolidó los 7.500 puntos, tras una subida del 7,28%.

El empujón de las declaraciones de Rajoy —quien indicó que pedirá el rescate “si es razonable”— y de la canciller alemana Angela Merkel —que avaló la estrategia del BCE—, situó la prima de riesgo española por debajo de los 500 puntos básicos.

El repunte de la confianza en la deuda española se atisba también en la rentabilidad del bono a dos años, beneficiado por el anuncio de Draghi, quien aseguró que la compra de títulos se concentraría en los plazos más cortos.

Solo el aplazamiento de la decisión del BCE, el 2 de agosto, interrumpió el tono alcista. Las aguas volvieron a su cauce cuando Rajoy dio a entender que desbloqueará el proceso con la petición de ayuda al fondo de rescate.