Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prima de riesgo cae con fuerza por primera vez en diez jornadas

El diferencial baja de 615 puntos básicos

El bono español a diez años alcanza un interés del 7,74%, el mayor desde octubre de 1996

El Ibex 35 sube un 0,82% y mantiene a duras penas los 6.000 puntos

La prima de riesgo cae con fuerza por primera vez en diez jornadas

La presión de los mercados sobre la deuda deja de apretar, pero sigue ahogando. La prima de riesgo española ha roto una racha negativa de diez jornadas consecutivas al alza y ha terminado la negociación en 611 puntos básicos, 27 menos que en la apertura. El bono a diez años ha perdido la cota del 7,5% y se sitúa en 7,376%. Es su mejor sesión en lo que llevamos de mes. La deuda había empezado mal la jornada, al situarse antes de la apertura de los mercados europeos en un nuevo máximo histórico de 649 puntos, con el interés al 7,747%.

Hasta este miércoles, el diferencial llevaba cerrando a un nivel superior al de la apertura desde el pasado día 12 de julio. La prima de riesgo no había sufrido una escalada tan negativa desde noviembre de 2010.

Hoy ha sido un día de noticias tranquilizadoras para la deuda española. El gobernador del Banco de Austria y miembro del consejo del BCE, Ewald Nowotny, se ha mostrado receptivo a la idea de reforzar el futuro mecanismo permanente de rescate a través de su conversión en banco, una idea que puede cambiar de forma decisiva las reglas del juego, según los analistas. No obstante, Nowotny ha vuelto a insistir en que el BCE no tiene planes para retomar su programa de compra de deuda, a pesar de los altos diferenciales entre países de la zona euro. El ministro de Economía de España, Luis de Guindos, y el responsable de Finanzas francés, Pierre Moscovici, han reiterado la necesidad de acelerar la aplicación de los acuerdos del Consejo Europeo y dar pasos hacia la unión bancaria, un mensaje similar al ofrecido conjuntamente ayer por Guindos y el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble. La reunión entre el ministro español y Moscovici se incluye en la estrategia de presión del Gobierno para evitar el rescate total.

A pesar del leve respiro, la deuda española se mantiene en la situación límite a la que llegó el pasado viernes, en esta ocasión espoleada por la confirmación que ha hecho Cataluña de que será la tercera (tras la Comunidad Valenciana y Murcia) en acudir al fondo de rescate estatal. El bono español a diez años sigue batiendo su marca de rentabilidad desde la creación del euro (la última vez que había superado el 7,7% fue en octubre de 1996) ante el temor de los inversores de que España acabe necesitando el rescate total. La rentabilidad de los bonos a tres, cinco y diez años se encuentra por encima de la barrera fatídica del 7% que el propio Gobierno ha llegado a calificar de "insostenible" ya que complica la labor del Tesoro a la hora de salir a financiarse al mercado. La noticia de la aprobación final por la Comisión Europea del plan de saneamiento de la banca despeja algunas de las dudas de los mercados sobre el futuro del sector financiero español.

La prima de riesgo de Italia también ha cerrado a la baja, con 518 puntos básicos, en una jornada en la que llegó a alcanzar los 544 puntos, superando los niveles del pasado noviembre, cuando llegó a los 537 puntos y Silvio Berlusconi fue sustituido como primer ministro por Mario Monti.

La agencia de calificación Moody's ha vuelto a dar un toque de atención sobre la situación española, al colocar en perspectiva negativa la deuda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), el fondo de rescate coordinado por la Comisión Europea y los países de la zona euro. Moody's anunció ayer la puesta en perspectiva negativa la deuda de Alemania, Holanda y Luxemburgo.

La Bolsa de Madrid ha cerrado la sesión con un alza del 0,82%. El Ibex 35 ha terminado con 6.004,90 puntos y mantiene a duras penas el nivel simbólico de los 6.000, perdido en la negociación de ayer. Las bolsas europeas cotizan al alza, a excepción de Londres, que se resiente levemente por los malos datos de la economía británica. La Bolsa de Nueva York ha abierto en positivo, con una subida del 0,64% del índice Dow Jones.

Más información