Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos cifra el saneamiento pendiente de Bankia en unos 7.500 millones

La ayuda pública para la entidad nacionalizada podría alcanzar así los 12.000 millones

El ministro descarta en el Foro Cinco Días recurrir a la ayuda europea para la banca

Vaticina que la economía volvió a caer otro 0,3% en el segundo trimestre

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado esta mañana que el grupo Bankia, nacionalizado hace dos semanas, necesitará entre 7.000 y 7.500 millones de capital adicional para cumplir con los nuevos requisitos de capital impuestos por el Gobierno para sanear sus créditos al ladrillo. Sin embargo, pese a este esfuerzo, ha garantizado su viabilidad. Según ha explicado Guindos durante su intervención en el Foro Cinco Días, "Bankia es una entidad con mucha liquidez, tiene mucha actividad en España y será una de las marcas punteras del país en el futuro".

Se espera que el nuevo equipo gestor de Bankia dirigido por José Ignacio Goirigolzarri presente el nuevo plan de saneamiento de la entidad esta semana. Para completar este proceso y solucionar la falta de capital la entidad deberá recurrir a nuevas ayudas públicas del Estado, que ya está en vías de convertirse en el accionista de referencia de Bankia tras tomar el control de su matriz, Banco Financiero y de Ahorro. La nacionalización se realizará a través del canje de la ayuda que en 2010 inyectó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por 4.456 millones de euros en acciones de BFA.

Con las cifras adelantadas hoy por el ministro, el Gobierno impone a Goirigolzarri una cifra mínima sobre la inyección de dinero que necesitará Bankia. Así, no se entendería que tras las palabras de Guindos se consignase un objetivo inferior de saneamiento en el plan de la entidad. Por tanto, sumada la eventual inyección de capital público adicional de hasta 7.500 millones al apoyo del FROB de 2010, las ayudas públicas para garantizar el futuro de la entidad podrían alcanzar los 12.000 millones, aunque Bankia-BFA contempla arañar una cantidad mínima de este capital con la venta de activos.

Fuentes de Economía explican que los 7.500 millones de saneamiento surgen de sumar los 2.257 millones pendientes del primer decreto al refuerzo de 4.813 millones que le impone la segunda reforma del Ejecutivo.

Sin salir de la reforma financiera, el ministro también ha respondido a preguntas sobre las declaraciones del viernes del nuevo presidente francés, François Hollande, que recomendó recurrir a los fondos europeos para ayudar al sector, lo que molestó al Gobierno español. Así, en línea con la respuesta en tono irónico que dio el jefe del Ejecutivo el fin de semana, Guindos ha afirmado que "probablemente, el presidente de Francia sabe mejor cómo está la banca española que la banca francesa”.

"Yo me quedo con lo que ha dicho Van Rompuy o lo que ha dicho Olli Rehn, de que la banca española no necesita un rescate con fondos europeos", ha insistido, tal y como ya declaró el ministro el sábado, antes de reiterar que "no va a hacer falta más necesidad de capital desde europa, si hiciese falta ya está el FROB".

Sobre cómo queda el Banco de España tras la decisión del Gobierno de encargar a dos firmas extranjeras —cuyo nombre se conocerá a lo largo de este lunes— una evaluación de los créditos de las entidades, el responsable del departamento ha salido en defensa de la institución, aunque ha criticado al anterior Ejecutivo por no elegir a un candidato de consenso para dirigirlo. “Fue un error tremendo” que está relacionado, ha continuado, con los “problemas que han derivado en una crisis financiera profundísima”.

"Pero las instituciones son más importantes que las personas y el Banco de España como institución es una institución de la máxima solvencia y credibilidad", ha sostenido al tiempo que ha destacado que "tiene unos servicios técnicos de la máxima calidad que han colaborado con nosotros desde el primer momento y sin los cuales hubiera sido imposible realizar el proceso de saneamiento que se está llevando a cabo desde la llegada del nuevo gobierno".

Además, sobre quién será el sustituto del actual gobernador, Miguel Fernández Ordóñez, que concluye su mandato en julio, ha afirmado que tiene "algunos nombres en la cabeza" y que tiene que ser un candidato sin perfil político de "absoluta cualificación profesional" con conocimiento de la situación interna del país y prestigio internacional. La clave, ha añadido, es recuperar el consenso entre las formaciones políticas para subsanar el "error tremendo" del Gobierno del PSOE de sacar adelante a un candidato de forma unilateral. "Es vital", ha asegurado.

Sobre la evolución a corto plazo de la economía, Guindos ha adelantado que el Producto Interior Bruto volverá a caer un 0,3% del PIB en el segundo trimestre de 2012, al igual que en los dos anteriores, con lo que continuará en recesión.

Con los indicadores provisionales que se disponen de este periodo, sin embargo, ha comentado que se están "corrigiendo los desequilibrios" que nos han llevado a la situación actual. El ministro ha asegurado que el ajuste fiscal es "ineludible" pero "no por imposición de fuera, sino por convicción del Gobierno", y ha considerado "vital" el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado jueves por el que las comunidades autónomas se comprometieron a un ajuste de más de 18.000 millones de euros.

A su juicio este acuerdo —que implica que las regiones no superarán el 1,5% del PIB de déficit este año— compensa la desviación de las comuniades autónomas de Madrid y Valencia, que han hecho elevarse el déficit global de 2011 al 8,9%.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >