Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol difunde los halagos y ataques que recibió del Gobierno argentino

La compañía intenta poner en evidencia el cambio de actitud de Cristina Fernández respecto a YPF

Las instalaciones de la petrolera YPF, en Avellaneda, Argentina.
Las instalaciones de la petrolera YPF, en Avellaneda, Argentina.

Repsol ha emprendido una campaña en varios diarios de España y Argentina para reproducir los halagos y ataques recibidos por parte de los más altos cargos del Gobierno argentino durante los tres últimos años. La compañía intenta así poner en evidencia el cambio de actitud de la presidenta Cristina Fernández respecto a YPF. Los anuncios recogen las declaraciones del que ha sido y es responsable de la política energética durante los últimos nueve años, el ministro de Planificación y actual interventor de YPF, Julio de Vido, quien en una entrevista publicada en 2008 en el diario Página 12, afirmaba: “En la Argentina las empresas tienen seguridad jurídica, por eso no hay motivo alguno de preocupación, especialmente en el caso de YPF, ya que conocemos con detalles su plan de negocios e inversión y nos parece adecuado a las necesidades del país.

Igualmente, los anuncios recuerdan las declaraciones que la presidenta, Cristina Fernández, hizo en sus visitas a la sede de YPF, en Buenos Aires. El 22 de diciembre de 2009 se refirió a YPF como “la más grande e importante en términos de volumen económico y de aportes contributivos al Estado”. También se recogen la defensa de YPF que el vicepresidente, Amado Boudou, hizo en febrero de 2011 contra las actuaciones de otras compañías petroleras: “YPF está haciendo un esfuerzo muy fuerte, está atendiendo el 64% del mercado y no es saludable que otra petrolera pretenda avanzar sobre el conjunto de sus competidores y sobre los consumidores argentinos”.

En 2008 el Ejecutivo afirmaba que en Argentina las empresas tienen seguridad jurídica

Entre todas las frases, resulta especialmente llamativa, y no tan conocida en la opinión pública, la que pronunció en noviembre de 2011 el que entonces era representante del Estado en el directorio de YPF, Roberto Baratta: “El Estado Nacional está en todo de acuerdo con las actividades que la compañía viene desarrollando”.

A renglón seguido aparecen los ataques que empezaron a arreciar a partir del 26 de enero de 2012 cuando en su primera comparecencia pública tras ser operada de un supuesto tumor, Cristina Fernández declaró: “No podemos volver a tiempos del virreinato donde se llevaban todo el oro y la plata y no dejaban nada”.

El anuncio, firmado por la directora de Comunicación de Repsol, Begoña Elices, concluye con la pregunta: “¿Qué razones hay para este cambio de actitud que ha acabado con la confiscación de las acciones de Repsol en YPF?