Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios de estudios prevén recesión hasta 2013

El PIB caerá un 0,2% el próximo año, según los expertos

En la imagen, billetes de euro.
En la imagen, billetes de euro. EFE

Las previsiones de los servicios de estudios son, en sí mismas, una previsión. Los expertos de grandes empresas, entidades financieras, casas de análisis y centros de investigación universitaria empezaron a empeorar sus pronósticos sobre la economía española en septiembre pasado. Y así, mes a mes, hasta ahora. Pocos indicios más fiables de que se había vuelto a echar freno y marcha atrás, de la segunda recesión en tres años. La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) ofreció este jueves una nueva cosecha de pronósticos. Y, otra vez, van a peor.

La principal novedad radica en las estimaciones sobre lo que ocurrirá en 2013, un ejercicio que hace dos meses solo hacía un puñado de servicios de estudios y ahora abordan la mayoría de los 18 servicios de estudios consultados. El vaticinio de los expertos estira la recesión cinco trimestres, hasta el inicio del próximo año. El efecto arrastre de esas tasas trimestrales negativas llevará al PIB de 2013 a caer, en la comparación anual, un 0,2%. Esa es, al menos, la nueva predicción de consenso de los servicios de estudios españoles.

Fuente: FUNCAS.
Fuente: FUNCAS.

Si la recesión acabará en el arranque de 2013 no ocurrirá igual con el deterioro del mercado laboral. La tasa de paro promedio ascenderá al 24,6% (una proporción que los más pesimistas sitúan por encima del 26%). Y la destrucción de empleo, aunque más atenuada que este año —la pérdida de puestos de trabajo respecto a 2011 alcanzará el 3,3%, según la previsión de consenso—, también se prolongará (-1,4%).

El estudio de Funcas apunta que la economía española continuará con su retracción durante 2013, cuando menguará un 0,2%

La demanda interna seguirá siendo el mayor lastre de las expectativas de crecimiento y empleo. Los expertos creen que la contracción del consumo privado se alargará hasta la segunda mitad de 2013, algo que deja poco margen a una hipotética subida del IVA para arreglar sobre la marcha las desviaciones presupuestarias.

El ajuste del déficit público es el otro factor clave para explicar este nuevo retroceso económico. Los drásticos recortes presupuestarios se dejan notar en la evolución, muy negativa, que se augura al gasto corriente y a la inversión de las Administraciones. En general, los servicios de estudios parten del supuesto de que se hará todo lo posible para cumplir los objetivos de déficit (pasará del 8,5% al 5,3% del PIB este año, llegará al 3% en 2013). También, de que el ajuste agrava la recesión, y de que eso (que se traduce en menos recaudación de impuestos) se plasmará en unas décimas de desviación (5,8% y 3,4%, respectivamente).

Para 2012, el pronóstico conjunto es similar al planteado por el Gobierno central, tanto en la caída del PIB (-1,7%) como en la tasa de paro promedio (24%). El Ministerio de Economía aclarará hoy, en el programa de estabilidad, cuáles son sus estimaciones para el próximo año.