Una juez argentina anula la colocación del 11% de YPF que hizo Repsol en 2011

La sentencia respalda la demanda de 25.000 extrabajadores de YPF que pedían participar en el capital desde su privatización en 1993

Ayer se conoció otra mala noticia para Repsol en Argentina. Una juez de primera instancia de este país resolvió que se suspendan los derechos de las acciones del 11,5% de YPF que el año pasado la petrolera española había colocado en la Bolsa de Nueva York. La magistrada hizo caso a la demanda presentada por 25.000 extrabajadores de YPF que demandan una participación en la empresa desde su privatización en 1993. Mientras se espera la resolución de la nulidad de esa colocación de acciones en EE UU, sus dueños no podrán recibir dividendos ni votar en las asambleas, según dispuso la juez en una medida que podrá ser apelada.

La historia de esta causa se remonta a 1991, cuando el Gobierno del peronista Carlos Menem impulsó la ley de reforma del Estado que abrió paso a las privatizaciones en Argentina. A partir de entonces el Gobierno comenzó despidos masivos en YPF para hacerla más atractiva en su colocación en Bolsa en 1993.

Los trabajadores despedidos en ese periodo quedaron excluidos del reparto del 10% de las acciones que en todas las privatizaciones del país se hizo entre los empleados de las empresas en venta. Desde entonces vienen reclamando en la justicia.

Cuando en 2011 Repsol colocó el 11,5% de YPF en la Bolsa de Nueva York, los exempleados de la empresa volvieron a la carga y pidieron la nulidad de esa venta, decisión que está evaluando aún otro juez argentino. A partir de la suspensión de derechos de las acciones que dispuso ayer la juez, los inversores en EE UU podrán demandar a Repsol por los 1.800 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros, al cambio actual) que usaron para comprar esos títulos, según los abogados de los extrabajadores de YPF.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS