Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol demandará a cualquier empresa que entre en YPF tras la expropiación

El Gobierno argentino busca la ayuda de Petrobas y contacta con Chevron y ExxonMobil

Una mujer posa junto a un cartel de apoyo a la expropiación de la petrolera YPF.
Una mujer posa junto a un cartel de apoyo a la expropiación de la petrolera YPF. EFE

Repsol anuncia que tomará acciones legales contra cualquier compañía que aproveche la expropiación para invertir en YPF, tal y como informa el británico Financial Times y según han indicado fuentes de la compañía a EP. La advertencia tiene lugar en un momento en el que el Gobierno argentino está estableciendo contactos con petroleras internacionales acerca de una posible invitación a participar en el capital de YPF.

En este sentido, el ministro argentino de Planificación e interventor de YPF, Julio de Vido, ha mantenido en Brasil conversaciones con Petrobras acerca de la posible entrada de la petrolera brasileña en la compañía argentina, y prevé celebrar contactos similares con las estadounidenses Conoco Phillips y ExxonMobil. Estos son los primeros encuentros de una ronda de contactos que llevarán a cabo a los gestores de la petrolera argentina en los próximos dias para buscar acuerdos con vistas a aumentar la producción de hidrocarburos, informaron fuentes oficiales.

Dentro de esta gira, las autoridades argentinas se verán mañana con responsables de Exxon (EE UU) mientras para los próximos días se espera una cita con los de la canadiense Talismán. "Esta ronda de reuniones se realiza en el marco del proyecto que recuperar el control de la empresa YPF y está orientada a ampliar el nivel de inversiones, con la vista puesta en lo que será la administración de la nueva gestión", puntualizaron las fuentes citadas por Efe.

El jueves pasado, el ministro argentino de Planifiación, Julio de Vido, se reunió con el vicepresidente de Exploración y Explotación de las Américas de la francesa Total, con quien acordó negociar la ampliación en dos millones de metros cúbicos diarios la producción de gas en dos yacimientos en los que ambas compañías están asociadas.

YPF debe realizar importantes inversiones para acceder a los recursos no convencionales de Vaca Muerta, pero la expulsión del capital de Repsol y su sustitución por el Estado dificultan la captación de inversiones, salvo que se recurra a alguna petrolera internacional. El yacimiento de Vaca Muerta, uno de los mayores del mundo de hidrocarburos no convencionales, requiere unas inversiones anuales que rondarán los 19.000 millones de euros anuales durante una década.

En este sentido, responsables europeos, estadounidenses y mexicanos han criticado la expropiación por parte de Argentina de YPF, pero los efectos de posibles represalias podrían ser limitados ya que Argentina se ha negado a acatar en el pasado decisiones derivadas de otras disputas comerciales internacionales.

La única medida concreta que España ha adoptado hasta la fecha ha sido reducir multimillonarias importaciones de biodiésel procedentes del país latinoamericano.