Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno francés mantiene su reforma de pensiones a pesar de la protesta callejera

"Las manifestaciones no cambian las leyes de la demografía", ha dicho Fillon tras las masivas protestas

El primer ministro francés, François Fillon, ha comparecido hoy ante la prensa y ha confirmado que, a pesar de la masiva protesta de ayer en la calle, (800.000 personas según la policía, dos millones según los sindicatos) el Gobierno de Nicolas Sarkozy mantendrá su anunciada reforma de las pensiones, incluida el retraso de la jubilación hasta los 62 años y con el calendario anunciado. "Las manifestaciones no cambian las leyes de la demografía", dijo Fillon, aludiendo al, a su juicio, carácter ineluctable de la reforma debido al envejecimiento de la población y a la mayor esperanza de vida. El primer ministro añadió que el Gobierno que preside "estará atento" a las personas que se manifestaron ayer pero que también escuchará "a los que no se manifestaron".

Los sindicatos recordaron que la de ayer fue la cuarta jornada de protesta en Francia en lo que va de año por la reforma de las pensiones, y la más masiva, lo que significa, según ellos, que la oposición a la intención del Gobierno de retrasar la jubilación crece día a día.

Fillon, aunque señaló que el Gobierno de Nicolas Sarkozy mantendrá el fondo y la filosofía de sus medidas, que será discutida en el Consejo de ministros de mediados de julio, anunció una concesión: las personas que hayan empezado a trabajar antes de los 18 años podrán jubilarse a los 60 años.

Los sindicatos, que el martes se reunirán para discutir sus próximas acciones, critican que, con esta reforma, los trabajadores menos cualificados "soportan el peso de una crisis que no han creado". Tras escuchar a Fillon, el secretario general del sindicato CGT, Bernard Thibault, aseguró: "El primer ministro se ha dado por no enterado".