Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis inmobiliaria

Vivienda destinará 300 millones a la compra de suelo y promoverá el alquiler contra la crisis

Corredor anuncia que el Ejecutivo adquirirá solares privados para la construcción de vivienda protegida a partir de octubre. -El Euríbor amenaza con cerrar julio con un nuevo máximo sobre el 5,397%

La propuesta lanzada por algunos miembros del Gobierno de aprovechar la moderación de los precios de la vivienda para comprar suelo está cogiendo consistencia. Según ha anunciado hoy la ministra del ramo, Beatriz Corredor, el Ejecutivo hará en octubre próximo una oferta pública de compra de terrenos por 300 millones de euros, por la que adquirirá solares privados para la construcción de vivienda protegida (VPO) a través de la entidad estatal de suelo SEPES.

Durante su intervención en el Foro Cinco Días, la ministra de ha explicado que el Gobierno tiene la obligación de "aprovechar este parón" en el sector inmobiliario con la aplicación de "medidas estructurales" que cambien un patrón de crecimiento que durante los últimos años ha sido "imposible". Además, Corredor ha adelantado que su departamento está "firmemente decidido" a incentivar el alquiler tanto en vivienda protegida como en vivienda libre.

Sobre la compra de suelo, la idea que el ministro de Industria, Miguel Sebastián puso sobre la mesa como una solución indirecta a la crisis que atraviesa Martinsa-Fadesa -declarada recientemente en suspensión de pagos- y que, en general, afecta a todo el sector inmobiliario, Corredor ha concretado que en septiembre el Ministerio se reunirá con las comunidades y la Federación Española de Municipios y Provincias para consensuar los criterios con los que se seleccionará el suelo, dando prioridad a los susceptibles de transformación inmediata y a aquellos situados en poblaciones con una mayor demanda de vivienda.

En cuanto al precio de compra, la ministra ha explicado que dependerá de la ubicación del suelo y de sus características, si bien ha dejado claro que siempre estará en función del precio de la VPO. El plazo para presentar las ofertas estará abierto durante tres meses (entre octubre y diciembre) y al término SEPES dispondrá durante seis meses del derecho de compra de todos los suelos presentados a concurso, de tal forma que pueda contar con el tiempo suficiente para evaluar los terrenos conforme a sus características y a las necesidades de los ciudadanos.

En línea con las condiciones impuestas por el jefe de la política económica del Gobierno, el vicepresidente Pedro Solbes, Corredor ha negado que la compra de suelo privado se lleve a cabo para ayudar a los promotores inmobiliarios en dificultades y ha asegurado que se trata de una medida estructural con la que se pretende avanzar hacia un mercado inmobiliario más sostenible.

Ayer, Solbes afirmó en contra de la opinión de Sebastián que la compra de terrenos nunca debe aprobarse para resolver los problemas de las empresas, en alusión a Martinsa-Fadesa, que también es la mayor propietaria de suelo del país, y que no puede concebirse "como medida de apoyo a esta crisis".

Derecho a una vivienda

Corredor ha añadido que la función del Gobierno no es impedir el ajuste del mercado, sino garantizar el derecho a una vivienda, razón por la que no se tomarán medidas que den continuidad al modelo de mercado de la última década. En este sentido, ha descartado incrementar la deducción fiscal por compra de vivienda para activar las transacciones de compraventa, tal y como reclama el PP. "Es como apagar fuego con gasolina o llevar bacalao a Escocia", ha puntualizado Corredor antes de criticar que "penaliza a los que deciden alquilar".

Sobre este punto, Corredor ha asegurado que para incentivar el alquiler en vivienda libre, es necesario "un aumento de la oferta disponible" y "una disminución de precios". Con la reforma de la Ley de Arrendamientos, ha afirmado, se agilizarán los procesos de desahucio y el propietario podrá recuperar su vivienda "para sí o para parientes en primer grado".

La superación de esta difícil coyuntura, que ha definido como de "profunda crisis", se basa en la confianza mutua y en la implicación del Gobierno con las empresas del sector y las entidades financieras, ha señalado Corredor.

El Euríbor suma y sigue y amenaza con cerrar julio en un nuevo máximo

El Euríbor, el tipo hipotecario más utilizado en España y cuya subida está esquilmando los bolsillos de las familias hipotecadas a la vez que aleja a potenciales compradores del mercado, suma y sigue. Hoy, este indicador, que refleja el interés al que los bancos se prestan el dinero, ha marcado su máximo diario de julio y se ha situado en el 5,432%. Esta subida, la cuarta consecutiva, elevaría la media mensual del mes hasta el 5,397%, por encima del máximo histórico del 5,361% con que cerró junio, y encadenaría cinco meses continuados de subidas.El indicador comenzó el mes por encima del 5,4% y se mantuvo durante tres días, para, a partir del día 4, iniciar un retroceso intermitente que concluyó el viernes 18. Desde entonces, no ha cotizado ni un solo día por debajo del 5,4%.De mantenerse esta tendencia en las seis jornadas que restan para que concluya julio, la subida incrementaría la cuota de las hipotecas suscritas hace un año en aproximadamente 72 euros al mes o 864 anuales. El Euribor marcó en julio de 2007 el 4,564%.

Las ventas de Sacyr Vallehermoso caen un 80% en el primer semestre

La promotora Vallehermoso, perteneciente al grupo Sacyr, registró en el primer semestre del año una caída de las ventas de vivienda del 79,6%, al pasar de 774 a 157,5 millones de euros, como consecuencia de la crisis que atraviesa el mercado inmobiliario residencial.Sin embargo, los datos remitidos a la CNMV muestran, frente a la caída de las ventas, un incremento del 22,6% de las viviendas entregadas (1.639 unidades), por las que Vallehermoso ingresó 438 millones, un 21,4% más que un año antes.El incremento de esta partida permitió a la promotora cerrar el semestre con un aumento de la cifra total de negocio del 2,5%, al pasar de 518,2 a 531,2 millones. Las ventas de suelo cayeron un 49,8%, al pasar de 141,2 a 70,9 millones de euros, mientras que los ingresos corresponientes a servicios prestados subieron un 38,5%, hasta 22,3 millones.

Más información