Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Adiós a Tàpies, el poeta de lo orgánico

Y Tàpies pintó EL PAÍS

En febrero de 1995 el artista invadió con su arte el dominical

Corría febrero de 1995. Coincidiendo con su histórica antológica en el museo Guggenheim de Nueva York, Antoni Tàpies participó con su lenguaje pictórico único y universal en un número especial del suplemento dominical de EL PAÍS. Obras inéditas, dibujos y textos, que, como siempre sucedió en su obra, empujaban a la gente a pensar y a meditar con su contemplación o con la simple lectura.

La experimentación y la memoria histórica del arte español se cruzaron durante seis décadas en su trabajo. Tàpies, artista fundamental desde los años cincuenta, no perdió pujanza ni aura creadora con el paso del tiempo y de las modas. Su obra consiguió evolucionar sin hacer concesiones al voraz mercado del arte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de febrero de 2012