Los casos de gripe empiezan a afectar a las urgencias

Madrid es la única comunidad autónoma en la que ya ha empezado la epidemia de esta enfermedad

La gripe ha llegado a la región y los centros de salud y las urgencias de los hospitales han empezado a notarlo. Madrid es la única región española en la que ya se ha superado el umbral epidémico de la enfermedad. Con 91 casos por 100.000 habitantes, la región prácticamente duplica la media de la incidencia en el resto del país, según los últimos datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España del Instituto de Salud Carlos III, referidos a la semana 1 de 2012 (del 1 al 8 de enero). Madrid está en situación epidémica, mientras que Asturias y Castilla-La Mancha presentan una difusión local; otras siete comunidades, esporádica, y el resto, nula.

El aumento de los pacientes que acuden a los servicios de urgencias hospitalarias está siendo "significativo", asegura la Sociedad Madrileña de Urgencias y Emergencias (Semes Madrid). Sin embargo, la entidad quiere "transmitir a la población un mensaje de tranquilidad y confianza en la capacidad de los servicios de urgencias y sus profesionales en todos sus niveles de atención", según un comunicado que firma el presidente, Juan Jorge González. La Semes explica que el aumento de la incidencia de gripe supone "una reactivación de patologías prevalentes crónicas pulmonares o cardiacas que cursan con mayor morbilidad" y que, por tanto, requieren atención, "en muchos casos hospitalaria, con ingreso en mayor número y proporción que en otras épocas del año". El último informe semanal sobre vigilancia de la gripe de la Comunidad de Madrid, también con datos de la primera semana del año, detalla que la incidencia es de 91 casos por 100.000 habitantes, mientras que el umbral epidémico -se calcula con la media de la incidencia semanal en las cinco temporadas precedentes- para 2011-2012 es de 40,5 casos por 100.000.

La sociedad de médicos de urgencias pide "tranquilidad"
Un vídeo muestra camas en los pasillos en el hospital de Alcorcón

La Sociedad Española de Medicina Intensiva ha alertado de la llegada de un pico de virus H1N1 estacional y ha pedido que las urgencias administren "los antivirales ante la menor sospecha de infección de gripe A" ante "el incremento de la mortalidad que se viene produciendo en pacientes graves ingresados en las UCI españolas". La sociedad explica que "los inmunodeprimidos y la población con riesgo deben recibir una dosis con revacunación anual, sobre todo los mayores de 65 años y las gestantes".

La Consejería de Sanidad no facilitó datos sobre el aumento de la afluencia de enfermos de gripe a centros de salud o a las urgencias de los hospitales. Una portavoz aseguró únicamente que "hay un poco más de afluencia que en otras épocas". La sobrecarga de las urgencias saltó a los medios de comunicación la semana pasada, tras difundir la Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad Pública y otros medios un vídeo grabado en el hospital de Alcorcón en el que se puede ver hasta 14 camas instaladas en los pasillos de las urgencias del centro.

"Nunca había vivido algo así; pasamos tres días en las urgencias, con los enfermos en los pasillos, a veces no en camas sino en camillas", relata a EL PAÍS Alba, la persona que grabó el vídeo con su teléfono móvil entre los días 3 y 4 de enero en el hospital de Alcorcón, adonde había ido a acompañar a su novio Daniel por un problema de visión doble. Asegura que al descubrir las condiciones en las que permanecían allí los pacientes, muchos de ellos mayores, decidió grabar las imágenes, editarlas y colgarlas en Internet para denunciarlo públicamente. "Hemos pasado en total unas 50 horas en urgencias, 22 de ellas en una cama en un pasillo y las otras 28 en la sala de espera", contó cuando Daniel por fin pasó a una habitación.

"Los enfermos, sin ningún tipo de intimidad, duermen en las zonas de paso, a la vista de todos, sin baño propio, sin ducha, sin armario, sin sofás para sus familiares. Incluso veo cómo lavan y cambian a una señora mayor a la vista de todos, solo ocultándola tímidamente con un biombo de un metro de ancho", relató Alba. "Las enfermeras nos confiesan que varias áreas del hospital están cerradas debido a los últimos recortes de personal, que sucedieron hace escasas semanas. Nos dicen que no es que no haya habitaciones, es que no hay personal para atenderlas", añade. El hospital de Alcorcón hizo público un comunicado el día 13 en el que aseguraba que no existía ningún colapso pese al "brote de gripe existente" y que el centro estaba funcionando "correctamente".

El día anterior, el PSOE de Alcorcón había denunciado que el hospital cuenta con 560 camas, pero que habitualmente solo funcionan 400, lo que supone una ratio muy por debajo de la media. Este centro fue el peor valorado en la encuesta de satisfacción que realizó la Consejería de Sanidad en 2010. Obtuvo la puntuación más baja en el apartado de urgencias, especialmente cuando se pedía a los pacientes que valoraran el tiempo de espera.

La vigilancia

- La vigilancia de la incidencia de la gripe en Madrid se realiza a través de una red de "médicos centinela" formada por 122 facultativos (88 médicos de familia y 34 pediatras).

- En total atienden a una población de 166.006 habitantes (2,7% del total).

- Esta temporada la Consejería de Sanidad ha pedido a los médicos que tomen muestras de los dos primeros casos que lleguen cada semana. Esos datos se actualizan con las declaraciones recibidas al cierre de la semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2012.