Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres personas vigilarán las tarifas de los aeropuertos

Un consejo regulador de solo tres personas velará por que las tarifas aeroportuarias se fijen con transparencia y resolverá las más que previsibles discrepancias entre los gestores aeroportuarios y las compañías aéreas. El Gobierno aprobó ayer un real decreto por el que se crea la Comisión de Regulación Económica Aeroportuaria, que sustituye a la Autoridad Nacional de Supervisión que había establecido la Ley de Seguridad Aérea. El organismo es una pieza clave en el nuevo modelo aeroportuario, ya que con la privatización de la gestión de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat la legislación europea obliga a que un ente independiente medie entre aeropuertos y aerolíneas.

Este órgano regulador se constituye, según reconoce la nota del Ministerio de Fomento, bajo lo previsto en la Ley de Economía Sostenible (LES), que fija un consejo de siete miembros. El regulador aeroportuario tendrá solo tres (presidente y dos consejeros) "en línea con la necesaria contención del gasto público". Fomento aduce que esa composición "es suficiente para el eficaz desempeño de sus funciones", ya que "inicialmente se limitan a la supervisión de las tarifas aeroportuarias de los aeropuertos de la red gestionada por Aena Aeropuertos y por las sociedades concesionarias de servicios aeroportuarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de agosto de 2011