Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La visita del Papa a Madrid

Siete días a pie en el centro por el Papa

En una medida sin precedentes, el Ayuntamiento corta completamente el tráfico en los ejes Prado-Recoletos y Gran Vía-Cibeles una semana por la visita de Benedicto XVI

Siete días a pie en el centro por el Papa
EL PAÍS

Nunca hasta ahora había ocurrido que el centro de Madrid se cortara totalmente al tráfico durante siete días seguidos. Para el Ayuntamiento de Madrid, la visita del Papa bien vale esta medida sin precedentes. Desde el martes 16 al martes 23, la única forma de acceder a los ejes Prado-Recoletos y Gran Vía-Cibeles, dos de las arterias principales de la ciudad, será a pie.

Ni el Orgullo Gay, ni las celebraciones por la victoria de España en el Mundial de fútbol ni la boda real del Príncipe Felipe motivaron un bloqueo similar a los vehículos en dos de los ejes de mayor tránsito de automóviles y personas de la ciudad. En todas estas ocasiones, la circulación se vio restringida en un buen número de calles pero nunca durante tanto tiempo y de forma ininterrumpida. Con la visita del Papa para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), a los madrileños les tocará desgastar las suelas de las zapatillas. A todos por igual: peregrinos, vecinos, comerciantes, turistas y paseantes.

Si normalmente agosto es el mes más cómodo para moverse por la ciudad, este año Benedicto XVI trastoca esta regla durante una semana. Aunque la comitiva del Pontífice no llega a Barajas hasta el jueves al mediodía, el corte comenzará dos días antes. El Ayuntamiento lo justifica diciendo que es necesario para culminar el montaje de las instalaciones, que incluyen gradas y escenario. De la misma manera, el bloqueo continuará dos días después de que el Papa se haya marchado para devolver la almendra central a su estado habitual.

Los eventos programados en la JMJ causarán cortes de circulación en todo el centro de Madrid y en Cuatro Vientos (distrito de Latina) donde se ubicará el escenario principal y se celebrarán los actos más importantes.

Quejas de los vecinos

Una medida tan inusual no convence a vecinos y oposición. El presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM), Ignacio Murgi, considera "inaceptable" que se altere de esta forma la vida de todos los madrileños "por la visita del líder religioso de una parte de la población". "Todos tenemos derecho a festejar nuestras creencias", añade, pero no "en detrimento" de los demás. Tras el reciente blindaje policial del entorno de la Puerta del Sol, los habitantes de la zona afrontan ahora nuevas limitaciones.

Los socialistas también creen que el dispositivo de movilidad del Consistorio por la visita del Papa es "excesivo", sobre todo porque se extiende más allá de los días que Benedicto XVI está en la ciudad. En todo caso, piden al Gobierno municipal que "redoble" la información a los ciudadanos: "Lo excepcional requiere una explicación excepcional", dice el concejal encargado de temas de seguridad del PSOE, Diego Cruz.

Los empresarios, sin embargo, opinan que es algo "razonable" y añaden que la celebración de la JMJ va a ser positiva para sus ventas. "Es una muy buena oportunidad para el comercio", asegura el presidente de la patronal madrileña, Arturo FernándezHoy comienzan los cortes al tráfico, que serán parciales hasta el próximo martes. Ese día, a partir de las diez y media de la mañana, los coches no podrán circular por el eje Prado-Recoletos, entre Colón y Atocha, ni por el eje Gran Vía Alcalá, desde la plaza de España en sentido Cibeles. Tampoco podrán hacerlo en el entorno de la fuente de Neptuno y la glorieta donde se encuentra la Bolsa de Madrid de dos de la tarde hasta la medianoche, del próximo viernes. Pese a los cortes, "se facilitará, en la medida de lo posible, el acceso de los residentes a sus domicilios y de los trabajadores", asegura el Ayuntamiento.

- Procesiones. El Vía Crucis y el traslado en procesión de sus imágenes religiosas hasta la plaza de Cibeles interrumpirán la circulación del barrio de La Latina las noches del viernes y sábado. Pasarán, entre otras vías, por la calle Mayor, la Puerta del Sol o la calle de Toledo.

- Misa en la Almudena. No se podrá circular por la cuesta de San Vicente, las calles de Bailén y Mayor y la Gran Vía de San Francisco el sábado 20 mientras dure la misa que el Papa oficiará en la catedral de Santa María la Real de la Almudena a partir de las diez de la mañana.

- Traslados del Papa. La circulación por autovías también estará limitada en determinadas horas debido a los desplazamientos que hará el Pontífice entre el centro y la zona de Cuatro Vientos. El jueves entrará a la ciudad por la avenida de América desde el aeropuerto por la A-2. El sábado tomará la M-30 y la autovía de circunvalación M-40 para llegar a Cuatro Vientos.

- Cuatro Vientos. El acto principal de la JMJ se celebrará el domingo en la base aérea de Cuatro Vientos. Durante el fin de semana se prohibirá aparcar en determinadas zonas del distrito de Latina y se cerrará el tráfico de vehículos, incluso para residentes. El acto de oración con los jóvenes el domingo terminará en torno a las doce y media de la mañana. La apertura al tráfico no se hará hasta pasados unos 90 minutos, dependiendo de la "fluidez" con que los peregrinos despejen la zona.

- Desvío de autobuses. Más de 60 líneas de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes se verán obligadas a modificar su recorrido habitual a su paso por el centro de Madrid. Los cortes de circulación afectarán tanto a los servicios diurnos como a los búhos nocturnos desde el martes hasta el sábado.

- Itinerarios alternativos. El Ayuntamiento recomienda utilizar la M-30 y evitar el centro a quien le "resulte imprescindible" moverse en coche. En www.madrid.es se pueden consultar recorridos alternativos.

Otros grandes cortes de tráfico

- Más de 500.000 personas celebraron con los jugadores de la selección la victoria de España en el Mundial de Fútbol desde Colón hasta Madrid-Río.

- La boda real del Príncipe Felipe con la hasta entonces periodista Letizia Ortiz provocó en 2004 una reducción del tráfico en el centro de un 56%. Un millar de ciudadanos tomaron la Gran Vía y el paseo del Prado.

- Decenas de miles de personas toman todos los años el barrio de Chueca para festejar el día del Orgullo Gay. La comitiva de carrozas salió este año de Alcala, pasó por Gran Vía y terminó en la plaza de España.

- La última etapa de la Vuelta Ciclista a España pasó en 2010 por Colón, Callao y Atocha causando cortes en toda la almendra central.

- La entrega de los Premios MTV atrajo a más de 50.000 personas al escenario instalado en la Puerta de Alcalá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de agosto de 2011

Más información