Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El tráfico no se restringe por la alta contaminación"

El Ayuntamiento de la capital prefirió pedir una moratoria a la Unión Europea por superar los límites de contaminación a restringir el tráfico. Una vez que la media anual de dióxido de nitrógeno de Madrid se convirtió el año pasado en ilegal según la normativa comunitaria, el Consistorio optó por reclamar más tiempo en vez de hacer lo que oposición y asociaciones de vecinos le venían reclamando: que limitara, aunque fuera temporalmente, la entrada de coches en la ciudad. Entonces el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón no consideró que fuera un motivo suficiente. Para amoldarse a lo que pedía Bruselas habría que reducir el tráfico un 50%, aseguró la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella. "Lo cual parece que ahora mismo no es posible", dijo.

El Consistorio alegó también que limitar el tráfico rodado podría tener consecuencias en la actividad económica.

La visita del Papa, sin embargo, sí es causa para hacerlo. Eso es precisamente lo que critica la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos. Su presidente, Ignacio Murgi, lamenta que con la JMJ sí se haya accedido a restringir la circulación, mientras que "no se han tomado medidas similares durante el año a pesar de los altos índices de polución".

El aire de Madrid está aún más contaminado que el año pasado, y en el primer semestre de 2011 ha vuelto a superar el límite legal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de agosto de 2011