Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU reclama "impuestos justos"

La cita fue frente a la sede de la Bolsa, "donde se dictan los recortes sociales". Gregorio Gordo, candidato de IU a la presidencia de la Comunidad de Madrid, reclamó en una intervención de seis minutos frente a las regias columnas "impuestos justos" que permitan rescatar al millón de personas que viven bajo el umbral de la pobreza en la región, además de abordar políticas sociales "necesarias".

La iniciativa pasa por subir un 0,3% el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y reimplantar el Impuesto de Patrimonio, cuya eliminación supone perder 600 millones anuales y solo ha beneficiado al 7% de los 3,3 millones de contribuyentes madrileños, según sus cálculos. En la línea clásica de "que pague más el que más tiene" aspira también a recortar deducciones y exenciones de otros impuestos, como el de sucesiones.

El candidato regional de IU calcula que habría un 40% menos de déficit en la región sin los cambios fiscales que ha incluido la presidenta Aguirre. Añade que un 25% del producto interior bruto (PIB) no abona impuestos, lo que supone un "desequilibrio entre quienes pagan la crisis y quienes se benefician de la crisis, que están en la Bolsa".

El aspirante de IU a la alcaldía de Madrid, Ángel Pérez, también aludió ayer a la fiscalidad. Una de las principales novedades que planteó fue introducir una tasa turística de tres euros por persona y noche. Calcula que esa cantidad supondría recaudar 15 millones de euros anuales para pagar la limpieza y recogida de basuras. Para implantarlo, sería necesario modificar la Ley Reguladora de Haciendas Locales, para que los turistas costeen las prestaciones de los servicios municipales de los que disfrutan durante sus estancias en la ciudad.

La formación quiere recaudar de otras tasas relacionadas con los cajeros automáticos, la reforma de la Ley de Haciendas Locales, el Impuesto de Bienes Inmueble y los vehículos contaminantes. En este caso, la idea es que los conductores tributen en función de las emisiones de dióxido de carbono. Pérez no comparte la propuesta del alcalde Alberto Ruiz Gallardón de cobrar en función del índice de polución diaria. "Eso es contaminación política", afirmó el candidato, que no cree que sea viable tecnológicamente pagar un precio diferente cada día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 2011