Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goldstone no quiere que la ONU retire su informe sobre Gaza

Richard Goldstone, el juez sudafricano que investigó los crímenes cometidos durante la guerra de Gaza, dejó ayer claro que no piensa pedir a Naciones Unidas que retire el informe con las conclusiones de su investigación, que contiene serias acusaciones contra del Ejército israelí. "Información adicional, resultante de investigaciones nacionales, podría conducir a una reconsideración, pero tal y como están las cosas no tengo ningún motivo para pensar que ninguna parte del informe deba ser reconsiderada en este momento", dijo Goldstone en una entrevista con Associated Press.

Sus declaraciones se producen después de que el diario The Washington Post publicara un artículo del juez en el que decía que de haber sabido durante su investigación lo que sabe ahora, el resultado de su informe habría sido otro. Se refiere a las pesquisas llevadas a cabo por el Ejército israelí tras la guerra, que a su juicio demuestran que los soldados no dispararon intencionadamente contra civiles palestinos.

El informe Goldstone concluyó que durante las tres semanas que duró el ataque israelí a Gaza a finales de 2008 y principios de 2009, tanto el Ejército como Hamás cometieron "potenciales crímenes de guerra" y "posibles crímenes contra la humanidad". En la ofensiva murieron 1.400 palestinos y 13 israelíes. Desde la publicación del informe, Goldstone, que es judío, ha sufrido una campaña de desprestigio tanto de Israel como de las comunidades judías en el exterior.

Peres en EE UU

Pese a que Goldstone ha dejado claro que no pedirá a la ONU la retirada del informe, el artículo publicado en la prensa estadounidense ha dado pie a Israel a lanzar una nueva campaña en su contra. El presidente Simón Peres, de visita en EE UU, pedirá al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la anulación del informe. Fuentes oficiales israelíes explican la estrategia a seguir de no lograr la anulación del texto: "Vamos a hacer un trabajo diplomático y jurídico ante cancillerías y ante la ONU para intentar que el artículo

[publicado en The Washington Post] se integre en los trabajos de la ONU como circular o como correspondencia oficial". Para Israel ese artículo significa que aquellos países en los que se aplique la justicia universal ya no podrán detener a militares israelíes que pisen su territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2011